MORELIA, Mich., 25 de febrero de 2012.- La fracción de regidores priistas, el síndico y el presidente provisional moreliano, Manuel Nocceti Tiznado, en sesión de cabildo que se celebrará el lunes próximo, pretenden aumentar la tarifa de agua en un 8 por ciento, alertó el dirigente del PRD en Morelia, Alfredo Ramírez Bedolla, según un comunicado de prensa”.“De nueva cuenta rechazamos dicho aumento y la falta de sensibilidad del presidente municipal provisional de extracción priísta, Manuel Nocceti Tiznado, ante un asunto que requiere de un análisis amplio y profundo que permita valorar e implementar alternativas para mejorar el servicio de agua potable”, consideró.Estableció que estudios oficiales muestran con claridad que Morelia tiene las tarifas de agua más caras del país, por encima, incluso, de ciudades como Aguascalientes, Tijuana, Monterrey, Guadalajara y el Distrito Federal, tanto en servicios de uso habitacional, como en residencial, comercial e industrial,Si se concreta la pretensión de los priistas, “significaría un golpe a la economía familiar de la población moreliana, además de que no se daría solución a la situación que vive el uso, usufructo, aprovechamiento, distribución, saneamiento y administración del agua en nuestra ciudad”, sentenció Ramírez Bedolla.En ese sentido, propuso abrir un amplio acuerdo con todos los actores interesados e involucrados en el tema del agua, desde el sindicato del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oooapas), investigadores y académicos de la UNAM y UMSNH, empresarios y comerciantes, hasta los consumidores finales; “es urgente establecer una plataforma nueva para este servicio, el ayuntamiento debe convocar a la construcción de una nueva forma de gestión del agua, nuestra propuesta es una gestión democrática y sustentable”, recalcó.“En este tema están en juego muchas cosas como la sustentabilidad hídrica de nuestro entorno que ya está en riesgo. La afectación no es sólo en nuestra ciudad y que va desde el desbasto y mala calidad del vital líquido -que repercute en la salud de los habitantes- hasta la contaminación de aguas de riego en las zonas agrícolas del Valle de Guayangareo”, advirtió.