MORELIA, Mich.,  27 de febrero de 2015.- El dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática, Carlos Torres Piña realizó un reconocimiento de la acción de las fuerzas armadas y federales para la captura del líder delincuencial Servando Gómez alías la Tuta,  la madrugada de este viernes en  la ciudad de Morelia. Recordó que este personaje era uno de los más buscados a nivel nacional e internacional, señala un comunicado.

“Queremos reconocer la intervención de las fuerzas armadas y federales en la captura de Servando Gómez Martínez La Tuta, que era uno de los objetivos más buscados por el gobierno federal, con la captura de Servando Gómez Martínez concluye un periodo oscuro para Michoacán, en donde el cartel que encabezaba sometió a la fuerzas a poblaciones enteras, sobre todo en la región de Tierra Caliente”, refirió Torres Piña.

Recordó que en el 2011 el Partido Revolucionario Institucional (PRI) buscó al líder delictivo para pactar el arribo de éste partido al poder, y un acto que los michoacanos no olvidan. “Ahora, el PRI no puede respirar tranquilo, porque todavía no se ha esclarecido qué fue lo que pactó Jesús Reyna con La Tuta”, indicó el líder estatal.

En este sentido, demandó a la federación esclarecer los alcances y filtración de este personaje en las estructuras gubernamentales del estado y otros ámbitos,  y sobre todo aclarar cuáles fueron los compromisos reales que asumieron los priístas con él.

La detención, dijo, obliga a replantear la estrategia federal de seguridad, la cual consideró en el caso de Michoacán debe dar un giro de 360 grados, porque más allá de la captura de La Tuta, los problemas de inseguridad y los actos de violencia siguen vigentes en varias regiones del estado y especialmente en Tierra Caliente donde no se ha logrado pacificar la región de Tierra Caliente en Michoacán.

Torres Piña reiteró que para iniciar un proceso de reconstrucción del tejido social e impulso del desarrollo social, es necesario que se materialicen las promesas y los 45 mil millones de pesos comprometidos por el Presidente Enrique Peña Nieto a Michoacán, que se traduzca en obras y acciones tangibles.

“En el PRD estamos plenamente convencidos que están por llegar los tiempos de un Nuevo Comienzo, recuperar un estado de paz, desarrollo y tranquilidad en Michoacán. Con la Tuta se acaba el oscurantismo político, en donde algunos actores desfilaban en las guaridas del líder delincuente para pactar el arribo al gobierno”, subrayó el líder del perredismo estatal.

Hizo énfasis en que Michoacán necesita una mejor época, un renacimiento, una época de paz y desarrollo, y en el PRD, sostuvo se trabaja para asegurarlo con la construcción de una agenda ciudadana en donde sean los michoacanos quienes decidan juntos el destino que quieren para esta gran entidad.