APATZINGÁN, Mich., 7 de mayo de 2016.- En el marco del 27 aniversario de la fundación del PRD, el diputado federal Fidel Calderón Torreblanca, se pronunció a favor de que sea la base, la militancia la que elija mediante el voto secreto, directo y universal a su nueva dirigencia y defina si quiere como su candidato presidencial a Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo a un comunicado de prensa, ante cientos de perredistas que se dieron cita este lugar, cuna de la Constitución Mexicana, Calderón Torreblanca, cuestionó a aquellos dirigentes sin vocación de gobierno que se pelean por disputar el tercer lugar de las preferencias electorales cuando están en condiciones de gobernar.

“Son dirigentes sin vocación de gobierno cuyo máximo anhelo es ser lacayos del PRI desplazando al Verde o convertirse en serviles del PAN. No tienen identidad propia ni proyecto de nación, les da igual ser rémoras del PRI que del PAN”, dijo el legislador.

Quieren continuar en su ruta de destruir al PRD tal como lo han hecho en sus lugares de origen, en Sonora, en Aguascalientes y en Guanajuato, creen que con esos resultados en sus estados nos pueden enseñar hacer partido y a transformar al país.

Fidel Calderón sostuvo que “ya vimos lo que hicieron al partido en Guerrero al aliarse con Abarca y Aguirre, pero se oponen a ir con Andrés Manuel en 2018”.

Ante este escenario, Calderón Torreblanca añadió que “han desvirtuado el objetivo del PRD, es decir, no identifican al partido como un medio para conquistar el poder nacional, lo ven como un fin para lograr sus propósitos personales y familiares. Ni Cuauhtémoc Cárdenas, ni Andrés López Obrador, ni Alejandro Encinas, ni la militancia se ha equivocado, los que erraron en la ruta fueron ellos, los que claudicaron al propósito fundacional del partido de transformar esta nación por la vía constitucional y democrática, son los que nunca han tenido vocación de gobierno”.

El PRD dijo, está con sus dos excandidatos presidenciales pero los que perdieron el rumbo están tan confundidos y obcecados que no aceptan la realidad, la historia ya los está juzgando. Los rencores no son buenos en política y mucho menos que guarde rencor quien se equivocó. Reconocer los errores es de seres humanos ecuánimes, sensatos y dignos. Están a tiempo de recomponer y colocarse en un mejor lugar en la historia o por lo menos no caer hasta la cloaca, añadió Calderón Torreblanca.

“Todos los partidos pero particularmente el PRD son un medio y no un fin”, agregó.

“Por eso desde Apatzingán de la Constitución, donde se instaló el primer constituyente de los mexicanos libres, -remató- propongo a la militancia del PRD y a sus órganos de dirección que el relevo de la dirigencia nacional se haga mediante voto universal libre y secreto y, que al mismo tiempo, se consulte a la militancia si quieren o no una alianza con las izquierdas en favor de un cambio verdadero; es decir, que Andrés Manuel sea nuestro candidato presidencial. Promovamos la Unidad, la fraternidad y la congruencia de la izquierda”.