ACAPULCO, Gro, 18 de mayo de 2012.- La zona turística de Acapulco está agonizando y necesita una cirugía mayor, por el abandono en que la han tenido los gobiernos recientes, aseguró Gabriel Quadri de la Torre, candidato presidencial por Nueva Alianza, quien estimó que se necesitarían 5 mil millones de dólares para rescatarlo y garantizar que siga siendo un atractivo turístico internacional por el resto del siglo 27. De acuerdo a un comunicado de prensa, recordó que este puerto fue una joya turística, que en los años 60 y 70 era el destino más importante del mundo, pero eso se perdió, porque los mexicanos no supimos mantenerlo como tal, hubo incluso gobernantes que “traicionaron a Acapulco” y lo siguen haciendo. En suma, “mataron a la gallina de los huevos de oro”, aseveró. El abanderado aliancista se comprometió a que, de triunfar en las elecciones del próximo 1 de julio, rescatar Acapulco será uno de los compromisos estratégicos de su gobierno. “No con tianguis turísticos, porque así no se resuelven los problemas del puerto, sino con una política radical de cambio urbano”. Esto sería, dijo, como darle una aspirina a un enfermo terminal. Por eso, el maestro Quadri propuso fortalecer al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y que cambie su fundamento legal para que se dedique a invertir y recuperar los centros turísticos en decadencia, y deje de hacer nuevos desarrollos en lugares que, incluso, dañan el medio ambiente. Estableció como fundamental recuperar la zona de Caleta y Caletilla, para que vuelva a ser la gloria de la vivienda y de los servicios que alguna vez fue. Esa cirugía, recalcó, implica expropiar predios para establecer polígonos de actuación que permitan reinvertir y reconstruir la imagen de la Costera Miguel Alemán, tanto en su infraestructura urbana como en su sistema de transporte. Reunido con los candidatos a las diputaciones federales y al Senado en esta entidad, luego de participar en la 75 Convención Bancaria, Quadri de la Torre agregó que este puerto requiere de un transporte público eficiente y moderno, basado en una negociación indispensable con los concesionarios y permisionarios actuales, para que ellos participen en este proceso de una manera productiva. “No se vale desplazarlos o marginarlos, y menos quererles comprar sus concesiones o permisos a precios irrisorios”, dijo, y se pronunció a favor de llevar a cabo el proyecto del Acabús, como una alternativa al transporte en el puerto. Quadri de la Torre estuvo acompañado por el presidente nacional de Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, el dirigente estatal, Luis Alberto Sánchez Martínez, así como los candidatos al Senado, Graciela Aurora Cruz Hurtado y Jorge García Legal.