MÉXICO, D.F., 19 de abril de 2012.- Las reformas en políticas públicas deben favorecer una economía verde, sustentada en el acopio, reciclaje y sustentabilidad, para permitir a México insertarse en la revolución económica mundial que irremediablemente generará el cambio climático en los próximos años. De acuerdo con un comunicado de prensa, en estos términos se refirió el maestro Gabriel Quadri de la Torre, candidato presidencial por Nueva Alianza, al reunirse con miembros de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en el DF, ante quienes presentó su plataforma electoral. Nuestro país necesita avanzar en la concretización de una economía ambiental para ganar competitividad y aprovechar las ventajas que significa estar antes que los demás en las nuevas tecnologías, mercados, servicios y productos que van a configurar las relaciones interindustriales en el siglo XXI, resaltó. La economía verde –explicó- significa el uso masivo de energía renovable, materia en la que México podría ser una potencia, si se abre a la inversión privada. Es necesario que las empresas transfieran tecnología y logren la interconexión con los proveedores de manera estable, para ganar terreno en materia de competitividad a largo plazo. “Se requieren políticas ambientales transparentes y eficientes en materia de energía renovable, de eficiencia energética, de tratamiento y reciclaje de aguas residuales, gestión de materiales secundarios y conservación de recursos naturales”, dijo el candidato aliancista. Aseguró que independientemente del resultado de la contienda del 1 de julio, su candidatura tiene el objetivo de abonar en el proceso de diálogo nacional y construir una cultura política más sólida, “arraigando el ímpetu transformador que alguna vez tuvimos (como país) en favor de un México próspero, competitivo y abierto”. Quadri de la Torre añadió que Nueva Alianza tiene el compromiso de convertirse en promotor de una cultura empresarial a partir de un sistema de educación de alta calidad, que impulse programas de formación de empresarios y de incubadoras de empresas en las escuelas públicas de los niveles medio superior, superior y técnico. Ante los empresarios, destacó las coincidencias entre la plataforma aliancista y las propuestas del sector empresarial. Esto quiere decir –apuntó- que Nueva Alianza forma parte de un proyecto que va mucho más allá de la candidatura presidencial. El candidato a la Presidencia de la República afirmó que los empresarios son un sector que forma parte esencial del desarrollo del país, quienes han aportado inversión, empleos, tecnología y un gran progreso a nuestro país, por lo que muchos de ellos deberían ser considerados héroes nacionales. Se pronunció a favor de un sistema laboral que termine con la simulación y que dé flexibilidad a las empresas en cuanto al mercado de trabajo, y se abra a los jóvenes, a las mujeres, a los estudiantes y a los adultos mayores, los sectores de la población menos favorecidos en esta materia. Propuso, asimismo, dotar de mayores recursos financieros al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur ) y cambiar su estructura orgánica, con el fin de obtener las capacidades administrativas, técnicas e institucionales para rehabilitar y recuperar centros turísticos fundamentales en nuestro país, como Acapulco, Veracruz, Manzanillo, Puerto Escondido, entre otros. La reunión estuvo encabezada por Fernando Óscar García Chávez, presidente de Coparmex Ciudad de México; Alberto Núñez Esteba, ex presidente nacional de Coparmex; y Alicia Ruiz Luna, vicepresidenta de Organismo Empresariales y Asociaciones. Más tarde, el abanderado aliancista se reunió con más de 500 estudiantes de diversas carreras en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, invitado por el Comité Electoral Estudiantil de esa institución educativa. Expuso ante la comunidad estudiantil su plataforma de gobierno y recibió un documento con las propuestas del estudiantado para un futuro mejor.