MORELIA, Mich., 18 de enero de 2015.- Al registrarse como el precandidato de la unidad priísta a la gubernatura del estado, José Ascención Orihuela Bárcenas, prometió el rescate de la región de Tierra Caliente, golpeado durante los últimos 10 años, por gobiernos perredistas deficientes, que promovieron la violencia, la pobreza y el atraso.

Durante un largo discurso que emitió ante las huestes priistas y arropado por la totalidad de los grupos priísta, el senador con licencia, agradeció la generosidad mostrada por todos sus contrincantes en la justa interna cuya decisión final le favoreció.

Ahí ante la figura de César Camacho Quiroz, líder nacional del tricolor; de Emilio Gamboa Patrón, líder de los diputados del PRI; de Víctor Silva Tejeda, delegado de Sedesol;  del empresario Alfredo Anaya Gudiño;  de Wilfrido Lázaro Medina, alcalde de Morelia, y de la totalidad de las estructuras, Orihuela Bárcenas, hizo un llamado a la construcción de la unidad interna, y a promover el proceso de reconciliación entre los michoacanos.

Sostuvo que a diferencia de otros partidos en el tricolor no hay espacio para las ambiciones personales, y ofreció una política incluyente con espacio para todas las estructuras e ideas valiosas.

Orihuela Bárcenas agradeció la disponibilidad de los aspirantes para construir el modelo de unidad interna, así como la fidelidad mostrada por la base  priísta michoacana.

Advirtió que el PRI refrendará el triunfo de la gubernatura de la mayoría en el Congreso Estatal y de las presidencias municipales.

Además, comentó  que el trabajo realizado por el gobernador  Salvador Jara Guerrero, y por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, demuestran que si se pueden lograr cosas positivas, y ofreció hacer de Michoacán un estado ganador, generador de empleo, de desarrollo y fortalecido en su seguridad.