MORELIA, Mich., 23 de enero de 2014.- La visita de los senadores del PAN a Michoacán, con la justificación de realizar en el estado su reunión plenaria parlamentaria, deja patente que es un acto de oportunismo y en nada ayuda al estado, ya que será una reunión eminentemente declarativa sin que aporte nada para mejorar la crisis política, social y económica por la que atraviesa la entidad.

En un comunicado de prensa, el secretario de Difusión y Propaganda del Comité Estatal del PRD, Martín García Avilés, enfatizó que en el fondo los senadores panistas acuden a Michoacán para lavarse la cara del desastre que en materia de seguridad dejó Felipe Calderón en el estado, producto de sus pésimas estrategias y decisiones, tal y como lo ratificara el ex presidente Vicente Fox Quesada, en días pasados.

“Lo que ocupa Michoacán son recursos económicos, que detonen la economía del Estado que generen empleos y solucionen de forma rápida la multiplicidad de problemas que padece la entidad. Para los michoacanos nada  les sirve una visita oportunista de los senadores en nuestra entidad, muy lejos de ser un hecho que ayude a solucionar los problemas, nos parece una visita poco prudente e impertinente”, destacó.

Añadió que los panistas vendrán a desplegar un discurso incendiario, el cual sólo generará a Michoacán más incertidumbre social y política.

“Los senadores del PAN como partido político no tienen autoridad moral, ni altura política para venir a  presenciar lo que acontece en Michoacán, hay que recordar que hace pocos días  el dirigente estatal del PAN dijo que retiraba la funcionalidad de sus comités en toda tierra caliente, lo que equivale a  que dejó en franco abandono a su militancia y adherencia, ahora resulta que la plenaria del PAN quiere desarrollarse en Michoacán y de pasada a conocer la versión de los autodefensas, cuando fueron ellos los que provocaron la inseguridad en nuestro país y dicha seguridad se volviera más aguda en Michoacán”, dijo el ex Diputado Federal.

García Avilés señaló también que todos los michoacanos saben que gran parte de la responsabilidad por la agravante situación que padece el estado se deriva de las pésimas decisiones tomadas por Felipe Calderón, quien fue el causante de la inseguridad en nuestro país al declarar una guerra a la delincuencia organizada, la cual no pedimos los mexicanos y michoacanos, y quien prometió que a Michoacán le iba a ir muy bien.

Añadió que Michoacán no puede ser utilizado como una escenografía de guerra para justificar intereses particulares, o para apuntalar proyectos políticos desahuciados, como es el caso de algunos senadores panistas que aspiran a la gubernatura, por ende de poco sirve la pasarela de panistas en Michoacán, ya que su presencia no servirá para atraer recursos, y en cambio generará más incertidumbre social y encono.