MÉXICO, DF, 2 de septiembre de 2015.- En la línea rectora del Plan Nacional de Desarrollo: México en paz, el presidente Enrique Peña Nieto presumió la disminución de homicidios en 24 por ciento, donde el año pasado la tasa de incidencia delictiva fue de mil 328, la segunda más baja en seis años.

En su Tercer Informe de Gobierno, el primer mandatario mexicano aseguró que en la primera mitad de su administración han decrecido la mayoría de los delitos de alto impacto en estados como Nuevo León, Durango y Coahuila.

Resaltó que se crearon redes ciudadanas en 80 comunidades de alta incidencia delictiva y se recuperaron más de dos mil 300 espacios públicos; además se desarrollaron 387 proyectos productivos para jóvenes y víctimas de violencia.

AQUÍ LA NOTA