MORELIA, Mich., 10 de mayo de 2014.- El dirigente estatal del PAN, Miguel Ángel Chávez,  advirtió que las policías rurales deben de estar debidamente supervisadas y controladas por las autoridades del Estado mexicano para evitar que pudieran ser integradas o infiltradas por miembros de la delincuencia organizada.

Tras señalar que la transformación de los grupos de autodefensa en policías rurales no era la mejor opción debido a que los cuerpos del Estado mexicano debieron de hacerse cargo de atender las necesidades de seguridad de las poblaciones de la Tierra Caliente, el panista consideró que se deben tener controles “que eviten que se pueda estar cambiando de verdugo y se pudieran legalizar figuras de delincuencia organizada”.

Resaltó que por las condiciones de inseguridad en que se encuentra la entidad se debió de explorar varias formas para subsanar los agravios que padeció la sociedad de esa región de la entidad pero no debe pasar desapercibido que la legalización de autodefensas es un hecho inédito del cual se deberán de medir sus resultados.

“Lo deseable sería que esto no se fomentara o que tuvieran un carácter de permanente los policías rurales sino que verdaderamente fuera las policías estatal y municipales las que se pudieran hacer cargo de la seguridad”, recalcó.

Al mismo tiempo, Chávez indicó que el esfuerzo que se tiene que hacer en Michoacán es de largo plazo y la creación de guardias rurales es una medida emergente porque también deben ser sometidos a procesos de formación  y acreditación profesional  al igual que las demás corporaciones civiles.