MORELIA, Mich.,  13 de mayo de 2015.- El PRI ya dio por perdida la elección, por ello trata de judicializarla llevando un tema ya juzgado ante instancias penales. Sin embargo, la estrategia del líder impuesto en el PRI, Agustín Trujillo, es evadir con desesperación el apadrinamiento de La Tuta en el 2011 y los vínculos históricos de Ascensión Orihuela con Héctor El Güero Palma, destacó Carlos Torres Piña. “En el 2011 lo que hubo fue un maridaje político entre el PRI y el crimen organizado, y eso lo saben todos los michoacanos”, destacó

Asimismo, Torres Piña destacó que la PGR debe reabrir el expediente de Ascensión Orihuela, y emprender una investigación respecto a un probable enriquecimiento ilícito y esclarecer el origen de las más de 60 propiedades que ha adquirido a la sombra del tráfico de influencias en la política y por sus vínculos históricos con Héctor el Güero Palma.

Indicó que la denuncia interpuesta por el suplente del Senador Orihuela ante la Fepade carece de peso legal y por ende será rechazada por la Fiscalía, no así el tema de los pactos que hizo el PRI con los líderes del narcotráfico, para apoderarse del gobierno de Michoacán por la fuerza.

En cambio, reiteró que una vez que el Tribunal Electoral del Estado, en sesión pública, revocó la resolución número IEM-PA-30/2014, para que el Instituto considere las pruebas presentadas por el PRD que surgieron durante el periodo de gobierno del PRI, en los próximos días el PRD presentará un amplio expediente ante el INE, el IEM y la Fepade para demostrar la intervención de la delincuencia en favor de los candidatos del PRI en la pasada elección.

“En lugar de encabezar cruzadas infructuosas, Agustín Trujillo debería de disculparse mejor con todas las víctimas de la violencia y la inseguridad en el estado, que padecieron los efectos de los pactos del PRI con la delincuencia, entregándole en los hechos parte del aparato gubernamental. El PRI carga en la conciencia con las víctimas de los secuestros, homicidios, extorsiones y delitos en Michoacán por haberse entregado en cuerpo y alma al crimen organizado”, destacó.

“La resolución del Tribunal es firme, y ahora el IEM deberá analizar las nuevas pruebas que vamos a presentar y emitir una nueva resolución. El PRI debe perder su registro, por haber institucionalizado al crimen organizado, y haberle arrebatado la paz y la tranquilidad a los michoacanos”, destacó Torres Piña.

Enfatizó que los michoacanos ya saben que sucedió en el 2011, ya juzgaron que el PRI recibió apoyo del crimen, ahora es necesario que las autoridades electorales hagan valer la ley y le retiren el registro al PRI como partido político estatal.