MORELIA, Mich., 19 de noviembre de 2014.- Las claras evidencias de corrupción en la clase política nacional, como la “casa blanca” de Las Lomas, los “moches” de los diputados federales y locales, el saqueo, la corrupción, las criminales reformas educativa, laboral, fiscal y energética, la ambición desmedida, las desapariciones forzadas, la criminalización de las manifestaciones, la desigualdad y la injusticia social, son lo que en realidad ha generado la desestabilización nacional y lo únicos responsables son el PRI y el PAN.

De acuerdo con un comunicado, para el coordinador de Morena en Morelia, Alfredo Ramírez Bedolla, “la acusación realizada ayer por Peña Nieto, respecto de que hay quienes quieren desestabilizar a su gobierno y su proyecto de nación, es una clara amenaza a la sociedad. Se trata de un mensaje claro para querer callar todo lo que le incomode. Es una clara muestra de lo peor del priismo, pues es la fusión de la filosofía de corrupción del grupo Atlacomulco con la violencia y actitud de Gustavo Díaz Ordaz.”.

“La amenaza de Peña es una estrategia justificativa para la represión social y la supresión de libertades y derechos, como la manifestación, la expresión de ideas, la información, la transparencia y la igualdad. Pretende hacer creer que hay una conspiración en su contra para desestabilizar al país, cuando en realidad lo únicos que han provocado con sus acciones esa desestabilización son los propios priistas y panistas, ellos son quienes han conspirado contra el pueblo de México”, refirió el también maestro universitario, Ramírez Bedolla.

El PRI y el PAN son los únicos responsables de la crisis social y política que impera en el país, ellos son quienes en los últimos 80 años han gobernado de la mano, institucionalizaron la corrupción, el saqueo, los moches, las desapariciones forzadas y la persecución política. Además, desde hace treinta años vienen vendiendo y entregando el patrimonio de los mexicanos, con lo cual se ha acentuado la desigualdad y la injusticia social.

Finalmente, Alfredo Ramírez mencionó que, “nosotros llamamos al movilizaciones pacificas, evitando infiltrados y provocaciones. Exigimos la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa, la derogación de las reformas fiscal, laboral, educativa y energética, la renuncia de Enrique Peña Nieto antes del primero de diciembre, fin a la persecución y represión de la juventud, respeto a las comunidades de la UNAM, el IPN, las Universidades Públicas y las Normales, así como libertad a todos los presos políticos del país”.