MORELIA, Mich., 22 de marzo de 2014.- El asesinato del alcalde panista de Tanhuato, Gustavo Garibay, demuestra la grave desatención que tiene el gobierno federal con los ayuntamientos michoacanos, acusó el dirigente estatal del PAN, Miguel Ángel Chávez, quien exigió al comisionado, Alfredo Castillo resultados tangibles e inmediatos para esclarecer este homicidio.

Asimismo, el jerarca panista, indicó que el asesinato de Gustavo Garibay obliga al gobierno federal a aplicar los protocolos de seguridad a aquellos alcaldes que se encuentren en zonas de alto riesgo.

En ese sentido, Miguel Ángel Chávez reclamó que de manera inexplicable e irresponsable los gobiernos federal y estatal reiteraron la seguridad al extinto alcalde, a pesar de haber sido objetó de un fuerte atentado en el que salvó la vida de manera milagrosa.

La única vía de comunicación que tienen los alcaldes es con el comisionado Castillo y esta es débil, subrayó el líder albiazul. “Es falso que haya una perfecta coordinación con la federación”, remató.

Los alcaldes, añadió, son el eslabón más débil y vulnerable en este escenario de confrontación y necesitan del la protección del gobierno.

Dijo que reconoce los esfuerzos del gobierno federal y del comisionado en materia de seguridad, pero exigió que estas acciones no sean solo para efectos mediáticos, sino con resultados más amplios donde se den resultados de las muertes de militantes panistas caídos durante los últimos años, víctimas de los grupos delincuenciales.

Estamos, dijo, muy lejos de alcanza la plena seguridad para los michoacanos.