MORELIA, Mich., 22 de septiembre de 2015.-Durante las próximas horas, el titular del Ejecutivo estatal, Salvador Jara Guerrero hará la entrega de al menos una docena de notarías a aspirantes a fedatarios que hayan cumplido con los requisitos que la ley marca.

Ello, pese a que el otorgamiento de las notarías es una facultad legal y discrecional del mandatario.

De acuerdo a los reportes obtenidos por Quadratín, Jara Guerrero entregaría notarías a los hermanos, Pavel y César Augusto Ocegueda.

El primero de ellos se desempeña aún como secretario particular del académico, mientras que el segundo tuvo un accidentado pasó por la Secretaría de Asuntos Parlamentarios de la 71 Legislatura, de donde salió “traspies” para incorporase como asesor del senador y frustrado aspirante perredista a la alcaldía moreliana, Raúl Morón Orozco. Su notaria estaría ubicada en Yurécuaro.

A la lista también se sumarían los exdiputado priistas, Jaime Darío Oseguera y Olivio López, este último con un rotundo fracaso en la intentona por desincorporar el inmueble de la Sectur estatal para donarlo a la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana.

En la repartición, el hijo del ex rector nicolaita, Daniel Trujillo Mesina también alcanzaría las bondades del gobierno jarista, aunque se establece que podría existir una catafixia por su yerno y actual subsecretario de gobierno, el ex militante del Verde Ecologista, Jesús Santillán.

Mención aparte merecen el hermano de la ex diputada panista  Bertha Ligia López, quien hasta el último momento trató de influir en la reelección de Leopoldo Romero Ochoa al frente del ITAIMICH, y la de Alberto Alemán, actual director del Notariado en la entidad.

Pese a la “cerrazón” informativa, trascendió que un allegado al Secretario del Gobierno, Jaime Esparza Cortina, también podría recibir una notaría, al igual que Emiliano Pedraza, hermano del actual presidente del Colegio de Notarios.

Omar Cárdenas, quien hasta hace algunos meses se encargó de la defensa electoral del PRI ante los órganos electorales, será otro de los beneficiarios.

A él se le atribuye le negación para sacar adelante la candidatura plurinominal de Rosa María de la Torre, actual diputada priísta y muy ligada a Salvador Jara Guerrero desde su pasó por la universidad.

Se afirman que incluso ya habilitó el inmueble donde se establecería la notaria.

Hasta el cierre de esta información, se aseguraba que las dirigencias del PRI, PAN y PRD, también estarían postulando propuestas ante Salvador Jara Guerrero.