MORELIA, Mich., 29 de mayo de 2011.- Aunque es expresa la voluntad del Congreso del Estado por avanzar en la reforma indígena, es necesario que de las propuestas originales se excluyan puntos de controversia que van más allá de lo que establece la Constitución General de la República, advirtió el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales de la 71 Legislatura, Samuel Arturo Navarro Sánchez.En ese sentido, el diputado del Partido Acción Nacional (PAN) informó que en los últimos meses se ha trabajado de manera constante y programada en la iniciativa de reformas a la Constitución Política de Michoacán para homologar la legislación estatal con la federal en materia de derechos y cultura indígena.Al respecto, Samuel Arturo Navarro aclaró que antes de pensar en una ley en la materia es necesario adecuar el marco constitucional y homogeneizar las disposiciones locales con las nacionales en el tema, asunto en el que ya se trabaja en las comisiones de Puntos Constitucionales y de Cultura Indígena del Congreso del Estado.Entre los avances del proyecto que hasta ahora se encuentra consensuado en las comisiones de dictamen y entre los partidos políticos representados en la 71 Legislatura, explicó el representante popular, se encuentra el reconocimiento de las formas para determinar la existencia de un pueblo o comunidad indígena, los criterios de auto-identidad, los criterios de auto-adscripción y que se incluyan mecanismo para la preservación de las costumbres y tradiciones indígenas desde el punto de vista social, económico, étnico y cultural.Sin embargo, Navarro Sánchez aclaró que existen puntos de controversia que no cuentan con el consenso y que deberían ser excluidos para poder avanzar en el tema, como es la intención de algunos grupos políticos de dotar de autonomía a los pueblos indígenas y de darles su propia circunscripción electoral, situaciones que van más allá de lo previsto en la Constitución General de la República y que por lo tanto generan desacuerdos.“La idea es que podamos lograr el consenso de todas las ideologías representadas en el Congreso del Estado y que se tomen en cuenta todas las opiniones. También se tienen que analizar las reformas implícitas en leyes secundarias y, por supuesto, que se haya escuchado a los grupos representativos de las etnias. Entonces la voluntad existe y lo que se debe hacer es alcanzar los acuerdos requeridos”, concluyó.