MORELIA, Mich., 29 de mayo de 2011.- La propuesta de la candidatura única a la gubernatura de Michoacán, adjudicada al gobernador Leonel Godoy Rangel, así como a los dirigentes nacionales de los tres principales partidos políticos y a líderes empresariales de la entidad “es una propuesta que nació muerta”, señaló el precandidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la gubernatura de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.En rueda de prensa ofrecida para dar a conocer a los representantes de los medios de comunicación las propuestas que tendrá en la contienda interna perredista, el senador con licencia saludó y manifestó su respeto a la propuesta de los empresarios michoacanos, pero consideró que se trata de un proyecto que no tiene ninguna viabilidad.Silvano Aureoles señaló que la intención de lograr una candidatura común para el gobierno de Michoacán “es antidemocrática, es regresiva, es una especie de regreso a la monarquía”, por lo que destacó que empresarios del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y de otras cámaras y organismos empresariales hayan salido de inmediato a desmarcarse de la propuesta.El aspirante del PRD a la gubernatura estatal también comentó que después de que el gobernador Leonel Godoy Rangel aseguró que asistió a la reunión con dirigentes nacionales del PRD, del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como con líderes empresariales de Michoacán, porque tenía que ir, también el líder nacional perredista, Jesús Zambrano Grijalva se desmarcó al decir que sólo fue por acompañar al mandatario michoacano.“Ahora resulta que todos tuvieron motivos para ir”, expresó Aureoles Conejo, quien descalificó argumentos como la inseguridad para la cancelación de las elecciones, porque hay entidades del país como Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua y Zacatecas, entre otras, que viven condiciones similares o más graves que las de Michoacán.De la misma forma, descartó que el tema de los 3 años y 8 meses que se tendrían para gobernar tampoco es un argumento válido para eludir la realización de elecciones en la entidad, toda vez que existen incluso países como España, Inglaterra, Canadá y Estados Unidos, donde también se tienen periodos de gobierno de 4 años y nadie se ha quejado de que sea poco tiempo para dar resultados.