MORELIA, MICH., 11 de mayo de 2012.- En la sesión plenaria de este viernes, la 72 Legislatura del Congreso del Estado aprobó y envió a las comisiones respectivas un exhorto del diputado Juan Carlos Orihuela Tello para que el gobierno que preside Fausto Vallejo Figueroa diseñe y ejecute un programa de apoyo a personas con insuficiencia renal.De acuerdo a un comunicado de prensa, con la premisa de que ”Michoacán merece soluciones y no más problemas”, el vicepresidente de la Mesa Directiva y presidente de la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), Orihuela Tello -a nombre de la fracción del PRI- destacó en la consideración de su exhorto que la entidad ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en casos de insuficiencia renal, con 4 mil 800 enfermos registrados, 400 de los cuales mueren anualmente.El legislador indica que mientras la tasa nacional asciende a 900 enfermos por cada millón de habitantes, en la entidad la cifra es de mil 600 casos por millón de ciudadanos.Posteriormente, hizo una síntesis de los avances en materia de salud pública que se han registrado en el país en la última década, y mencionó que el número de pacientes que requieren terapia sustitutiva, diálisis peritoneal y hemodiálisis pasó de de 26 mil en el año 2000 a 120 mil en 2012.Para Michoacán hay un registro de 4 mil 800 pacientes que requieren de terapia sustitutiva, pero si la tendencia al alza en este rubro se mantiene, la cifra que demandará este tipo de asistencia llegará a 24 mil en 2020 y a 100 mil en 2030.Un escenario de dicha naturaleza sería una catástrofe para el estado, de ahí la necesidad de implementar rápida y expeditamente un programa que atienda esta problemática, consignó el diputado Orihuela Tello.Luego de mencionar que la mayor cifra de casos de insuficiencia renal se registran en el Oriente de la entidad, especialmente en los municipios de Ciudad Hidalgo, Jugapeo y Tuxpan detalla las opciones terapéuticas y los grupos más propensos a este tipo de afección, en particular el de los diabéticos.Abordó después las condiciones en que está la infraestructura médica pública para asistir a enfermos de insuficiencia renal, y subrayó que tan sólo en el Hospital General Dr. Miguel Silva la demanda supera en un 50 por ciento la capacidad instalada.El legislador reconoció los esfuerzos que ha realizado el gobierno estatal para ayudar a 200 pacientes y precisó que el tratamiento por cada enfermo de insuficiencia renal se eleva en algunos casos hasta los dos millones y medio de pesos en cinco años.Una medida que abatiría el alto costo es la del trasplante renal, pero no es una solución definitiva para quienes padecen el mal, ya que un número importante de enfermos regresará a la diálisis peritoneal o a hemodiálisis.Orihuela Tello propone que como punto de arranque de un programa que encare de manera rápida e integral la problemática de los enfermos de insuficiencia renal crónica, se dote al Hospital General Dr. Miguel Silva de una unidad de hemodiálisis de alto nivel, amén de la incorporación de una cifra mayor de especialistas, en particular nefrólogos.Tras las consideraciones, el vicepresidente propuso el siguiente punto de acuerdo:Primero: Exhortar al Ejecutivo del Estado de Michoacán para que, por conducto de la Secretaria de Salud, diseñe un programa estatal de apoyo a personas con insuficiencia renal que incluya las cuatro vertientes:1.- Intensificar las medidas de prevención.2.- Aumentar la infraestructura médica y fomentar la formación de recursos humanos: enfermeras, médicos, trabajadoras sociales y administradores, entre otros.3.- Desarrollar un programa de trasplante renal.4.- Investigación tanto de factores de riesgo como desarrollo de nuevas terapias de atención a los pacientes, reasignando el recurso necesario para atender esta creciente problemática.Segundo: Exhortar al Ejecutivo del Estado de Michoacán para que realice campañas permanentes de prevención e información de la insuficiencia renal, con la promoción del tamizaje a hipertensos, diabéticos y obesos. Asimismo, fortalecer la realización del Día Mundial de los Hipertensos, el Día Mundial de la Diabetes y el Día Mundial de la Obesidad, a celebrarse, respectivamente, el 17 de mayo, el 12 de noviembre y el 20 de noviembre.Tras la lectura, el pleno aprobó el punto de acuerdo del diputado local por el distrito electoral 13 con cabecera municipal y asimismo lo turnó a las comisiones de Salud y de Programación y Presupuesto para estudiar y determinar su viabilidad.