MORELIA, Mich., 5 de junio de 2015.– En Michoacán, robustecer el combate a la inseguridad, depende en gran medida de fortalecer las instituciones judiciales, democráticas y económicas para afrontar con mejores herramientas las causas y consecuencias de la delincuencia. Por ello, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) planteó que enfrentar el reto de la inseguridad pasa necesariamente por el fortalecimiento del sector social y el apoyo a los sectores económicos y empresariales para crear empleos, mejorar salarios y alcanzar una vida digna a la mayoría de los michoacanos, destacó Carlos Torres Piña.

De acuerdo con un comunicado, el presidente en el estado del PRD indicó que las manifestaciones de la delincuencia a últimos días, es señal de que se tiene que modificar los modelos, los esquemas y las tácticas para combatir la inseguridad, que requiere de hacer frente de manera paralela a las organizaciones delictivas y establecer estrategias efectivas para combatir a la desigualdad, ayudando a quienes menos tienen, y que los recursos públicos deben ser usados para fortalecer a las instituciones públicas.

“El objetivo es garantizar el bienestar, la calidad de vida, el logro de la felicidad, la autonomía, la democracia y la ampliación de las capacidades de las personas y las comunidades de Michoacán. Todos estos factores se piensan en estrecha relación con el medio ambiente y el territorio, con la intención de que el desarrollo sea simultáneamente integral y sostenible, a la vez que responda a los haberes y necesidades reales y concretas de los contextos locales y regionales”, subrayó el dirigente perredista.

Añadió que fortalecer las instituciones democráticas en el estado significa para evaluar y corregir las estrategias implementadas hasta ahora para erradicar la inseguridad, pero a la par es necesario respaldar a los sectores económicos y empresariales, ampliar la cobertura y eficacia de los programas sociales, garantizar educación de calidad y darle mayor impulso a los programas de salud.

“Michoacán necesita instituciones económicas más justas y fuertes que remuneren a los habitantes con mejores condiciones que les permitan vivir dignamente”, destacó Torres Piña.