MORELIA, Mich., 26 de junio de 2012.- En el marco de la celebración del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, en nuestro país existe un combate y estrategia emprendida por la actual administración del gobierno federal, que ha significado un avance relevante que los gobiernos del PRI no pudieron erradicar a favor de nuestras familias y de todos los mexicanos, así lo declaró la diputada Gabriela Ceballos Hernández.De acuerdo a un comunicado de prensa, es importante mencionar que desde el año de 1987, la Asamblea General decidió establecer este día como recordatorio anual para dar una muestra de su determinación en fortalecer las actividades necesarias para alcanzar el objetivo de una sociedad libre del abuso de drogas.La diputada integrante del Comité de Administración y Control del Congreso del Estado, manifestó que se debe seguir luchando contra el tráfico de drogas, evitando con ello un peligro genuino para la salud de todos los individuos de nuestra sociedad, así como para la seguridad pública y el bienestar en particular la de los niños y jóvenes.Ceballos Hernández comentó que las adicciones han causado estragos y pérdidas humanas irreparables entre la población mexicana, “no podemos permitir que nos intimiden o el pánico se apodere de nuestras conciencias y libertades, no debemos heredar a nuestras generaciones futuras un país infiltrado o convenido por intereses que permitieron que la delincuencia y crimen organizado crecieran en magnitudes que ahora ha sido complicado erradicar, pero no imposible”. “El combate al crimen organizado es un esfuerzo implementado por el actual gobierno del Presidente Calderón, es un gran avance que no puede ser detenido ni frustrado; debe trascender más allá de temas, intereses, de acuerdos políticos o de partidos; todos unidos debemos seguir aportando esfuerzos para que este mal se erradique de nuestra sociedad”, argumentó tajantemente la diputada del blanquiazul.Con esto, la legisladora panista hace un exhorto a todos los Poderes y partidos políticos, a no permitir que las drogas sigan llegando a nuestros hijos y familias, a que juntos erradiquemos esta plaga mundial que a cada minuto termina con miles de vidas inocentes y daña familias completas. “Hago un llamado a las cabezas de familias a que fomentemos juntos los valores, el respeto y la educación, evitando recaigan en vicios que pueden ser mortales”, concluyó.