CIUDAD DE MÉXICO, 5 de abril de 2016.- Al evaluar los primeros dos años de vida del Instituto Nacional Electoral (INE), el consejero presidente, Lorenzo Córdova, consideró que el principal desafío es alcanzar una política de educación cívica para recuperar la credibilidad del instituto y construir la base social de la cual depende la democracia.

En entrevista para Excélsior, mencionó como retos institucionales el enfrentar la elección del 2018 con procesos protegidos y lograr la modernización administrativa para racionalizar los recursos.

Dijo que decidieron arropar en mayor medida a los OPLE por los intentos de mermar su autonomía mediante la vía presupuestaria, y crear un reglamento de elecciones locales para que no ocurra lo que en Chiapas, en donde se orquestó un “fraude” en contra de los ciudadanos y su derecho a votar.

Córdova Vianello recordó como momentos más críticos aquellos en los que faltó poco para suspender las elecciones en Oaxaca, cuando siete partidos se levantaron de la mesa del Consejo General por considerar que no se estaba sancionando debidamente al Partido Verde y la posterior serie de ataques que se dieron en contra del instituto para “debilitarlo”.

Información en Excélsior.