MORELIA, Mich., 3 de abril de 2016.-A fin de garantizar una atención de calidad a niños que sufren problemas auditivos, es necesaria una detección oportuna, afirmó la diputada María Eugenia Ocampo Bedolla.

Lo anterior, tras respaldar la reforma al artículo 177 de la Ley General de Salud, con el que establece que las instituciones del sector, al detectar una discapacidad auditiva en un menor de tres años, se le garantice la atención gratuita y prioritaria mediante los avances científicos existentes e implantes cocleares.

Ello, con el claro propósito de brindar a niños una mejor calidad de vida.

La legisladora de Nueva Alianza señaló que los implantes cocleares actualmente posibilitan la audición a más de 325 mil personas a nivel mundial con sorderas profundas neuro-sensoriales bilaterales.

Sin embargo, dijo, este tipo de cirugías son insuficientes en nuestro país.

Agregó que la tecnología en la medicina ha dado pasos agigantados, las vías de investigación y desarrollo están, afortunadamente, a otro nivel, contando con implantes sin cables o, incluso, sumergibles.

Asimismo, refirió que los expertos aseguran que una intervención temprana tiene un 95% de satisfacción.

“Esta evolución que ha experimentado esta técnica ha permitido miniaturizar los implantes y mejorar la audición, demostrando que la detección precoz del trastorno auditivo y la implantación es fundamental para el desarrollo normal de los afectados”, mencionó.

Por último, la también Secretaria de la Mesa Directiva recalcó el compromiso para que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, se cuente con los recursos públicos necesarios para que la Secretaría de Salud pondere la atención temprana para niños que sufren problemas auditivos.

En México, 16.5% de la población nacional posee algún tipo de discapacidad y de los cuales uno de cada diez son niños, concluyó.