MORELIA, Mich., 29 de julio del 2014.- La Federación hace el trabajo que “a otros les tocaba a hacer en otro tiempo”, consideró el presidente municipal de Morelia, Wilfrido Lázaro Medina, luego de descartar que las investigaciones y arrestos que lleva a cabo el gobierno federal en contra de priístas michoacanos con presuntos vínculos con el crimen organizado.

En entrevista, el edil moreliano señaló que no tenía opinión respecto al video que se dio a conocer por Quadratin México, en donde aparecen en una reunión Rodrigo Vallejo Mora, hijo del ex gobernador Fausto Vallejo Figueroa; y Servando Gómez Martínez, alías La Tuta, líder del cartel de Los Caballeros Templarios; agregó al momento de la entrevista que todavía no veía dicho material periodístico.

Se le cuestionó respecto a si este hecho daña la imagen del Revolucionario Institucional rumbo a las elecciones del 2015, a lo que respondió que se sentía “muy orgulloso” de los tres niveles de gobierno y de su actuación en los diversos ramos, que incluyen el aspecto de la seguridad, y descartó que la población observe esa situación como una debilidad.

Más bien, dijo, se observará que el PRI actúa conforme a la ley y sin distingos, a diferencia de administraciones anteriores que por “dejadez y negligencia” provocaron un problema “como el que estamos viendo; hoy el PRI está actuando, está haciendo lo que a otros les tocaba en otro tiempo”, aseveró.

Respecto a lo derivado del video consideró que las autoridades correspondientes lo valorarán para determinar si se investiga a los personajes que aparecen en la grabación y se harán las tareas para deslindar responsabilidades y, si es el caso, para que rindan cuentas ante las instancias de justicia.

Cabe mencionar que la exposición del video de la reunión del ex mandatario con el líder criminal se suma a las detenciones de Jesús Reyna García, ex secretario de Gobierno y ex gobernador interino; y a la de José Trinidad Martínez Pasalagua, líder transportista y ex diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Michoacán, ambos detenidos por presuntos nexos con el crimen organizado.