CIUDAD DE MÉXICO, 1 de abril de 2016.- Es falso el argumento esgrimido por el gobierno federal y la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) en el sentido de que un aumento significativo al salario mínimo impactaría la inflación, advirtió el diputado perredista Daniel Ordoñez Hernández.

Al presentar las preconclusiones de la Comisión Consultiva sobre Salarios Mínimos, Alfonso Navarrete Prida, titular de la Secretaría del Trabajo, sostuvo este jueves que cualquier alza al salario mínimo tendría que ser gradual para evitar un impacto inflacionario.

El aumento salarial aprobado por la Conasami en 2016 fue de 4.2 por ciento, es decir de 2.94 pesos, para quedar en 73.04 pesos. El incremento se estimó en base a la inflación que será del 2.0 por ciento.

Al respecto, el legislador federal criticó que “este ha sido el pretexto histórico para no aceptar un aumento digno del salario mínimo y forma parte de la resistencia del gobierno federal a cambiar su política económica que, entre otros efectos negativos, ha fomentado el incremento de la desigualdad y la pobreza en el país”.

Leer más en Quadratín México