MORELIA, Mich., 16 de mayo de 2013.- La senadora Luisa María Calderón consideró que Michoacán más que declarar una desaparición de Poderes, se requiere recuperar la gobernabilidad de la entidad y que el titular del Jesús Reyna “se ponga los pantaloncitos en su lugar” y convoque a los distintos ordenes de gobierno y los representantes de los Tres Poderes a que asuman una corresponsabilidad en los conflictos de inseguridad y educativos que aquejan al estado.

“Reyna debe decir aquí estoy y está es la guía, además hacerse acompañar del gobierno federal, nosotros los senadores debemos decir: cuál es la parte que nos toca y ver cómo empujamos, a los ayuntamientos creo que hay que ayudarlos porque además de las endebles condiciones financieras están asoleados por el crimen organizado”, advirtió.

Al ser entrevistada en Grupo Formula, en el espacio que conduce Primitivo Olvera, la panista consideró que desde hace varias décadas las actividades del narcotráfico se enquistaron en varias poblaciones incidiendo en los ayuntamientos así como en estructuras del gobierno estatal.

“Desde hace tres años hemos estado señalando que el crimen organizado se metió en los municipios, impone a la policía, cobra cuotas. Además nos preocupa que en el gobierno del estado, en la Secretaría de Seguridad Pública y el C4 siguen los mismos que empezaron hace tres cuatro años”, espetó.

Asimismo, consideró que la Federación ya volteó a ver los problemas que enfrenta Michoacán pero se requiere que el estado recupere espacios que le han sido arrebatados generando inestabilidad en sectores como la seguridad y la educación.

A manera de ejemplo de la falta de coordinación entre estado y Federación,  reclamó que Michoacán no tenga reglas claras para combatir el narcomenudeo a pesar de la concurrencia que tiene en el combate de este ilícito.

“El crimen organizado dice: estos en lugar de perseguirme me los asocio y así es como tiene el control de las policías”, reclamó.