MORELIA, Mich., 3 de marzo de 2016.- Empantanada se encuentra la discusión sobre las reformas para reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo en el Congreso del Estado y las diferencias son tales que ya se designó al presidente de la Comisión de Justicia, Juan Bernardo Corona, como vocero del tema.

Ese fue el único acuerdo al que llegaron los diputados integrantes de las comisiones unidas de Derechos Humanos, Justicia y Puntos
Constitucionales, durante la primera reunión de trabajo que como tales, la cual realizaron a puerta cerrada.

Antes de que desalojaran a la prensa del salón donde se llevó a cabo la reunión la división fue clara, de un lado de la mesa la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Nalleli Pedraza Huerta, Xochitl Ruiz González, Carlos Quintana Martínez y Raymundo Arreola Ortega; del otro lado la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales Rosa María de la Torre Torres, Ernesto Núñez Aguilar, Andrea Villanueva Cano, Manuel López Meléndez y Mary Carmen Bernal Martínez, mientras esperaban  que tomara su lugar el presidente de las comisiones unidas, Juan Bernardo Corona.

La causa de la división es la figura de las sociedades de convivencia, tema propuesto por Pedraza Huerta, el cual considera inconstitucional De la Torre Torres y ninguna de las dos cede, razón por la que, para evitar dimes y diretes en la prensa, optaron porque se queden calladitas y el único autorizado para hablar del asunto es Juan Bernardo Corona.

Al término de la reunión que se desarrollo de las 13:00 a las 15:00 horas de este jueves, el diputado declaró que es un tema complejo pero
una realidad que se vive y por ello se acordó asumir con mucha madurez el tema, seguir escuchando opiniones, valorarlas y revisar el sustento
jurídico para que la Corte no los vuelva a reconvenir.