MORELIA, Mich., 19 de julio de 2013.- Si el gobernador del estado de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa  se reintegra a sus funciones en menos de veinte o quince días, no hay necesidad de aprobar una nueva licencia de hasta por 180 días, señaló el diputado perredista, Uriel López Paredes, quien aseguró que es deseable que Vallejo Figueroa regrese a gobernar, “para dar estabilidad al estado”.

De acuerdo a un comunicado de prensa, el coordinador de la representación legislativa que aglutina a cinco diputados (PT, PEVM, PRD, PANAL y una diputada independiente), dijo que de acuerdo a lo anunciado por el propio gobernador en una entrevista televisiva, estará en condiciones de regresar a su puesto en menos de 180 días.

“Confiamos en la palabra del gobernador”, indicó el legislador, quien además dijo que los legisladores de la representación estarían de acuerdo en que el gobernador interino, Jesús Reyna García continúe en el cargo, hasta el retorno del mandatario constitucional.

“El estado necesita viabilidad, certidumbre y recomposición para caminar, para desarrollarse”, indicó López Paredes quien dijo que en este momento los legisladores deben hacer “política pura y responsable”, en bien de los michoacanos.