MORELIA, Mich., 19 de noviembre de 2013.- El presidente del Comité Directivo estatal del PAN, Miguel Ángel Chávez Zavala consideró que ya existen muchos señalamientos que ameritan una investigación a fondo y formal sobre los presuntos encuentros entre integrantes del crimen organizado con autoridades estatales y municipales, tales como los del  actual secretario de Gobierno, Jesús Reyna y el presidente municipal de Tepalcatepec, Guillermo Valencia.

El dirigente panista señaló que las autoridades deben asumir su responsabilidad ante este tipo de declaraciones, ya que se evidencia que por estos supuestos nexos de este tipo, la cultura de la denuncia es baja en Michoacán.

“Hay demasiados señalamientos e información periodística que a mi parecer ameritan ya una investigación responsable por las autoridades competentes y se deslinden responsabilidades” expuso el líder partidista, quien agregó que ante la inestabilidad política e inseguridad por la que atraviesa el estado, “no conviene entrar a nuevas especulaciones”.

Chávez Zavala, consideró que llevar a cabo una investigación responsable, forma parte de la ruta a seguir para recuperar la confianza en las autoridades y regresar a estados de seguridad en los que la ciudadanía tenga la libertad de hacer las denuncias correspondientes cuando han sido víctimas de los ilícitos, que actualmente la mayoría se mantienen en la impunidad.

Asimismo, señaló que debe ser el titular del Poder Ejecutivo quien, al final de cuentas, determine la permanencia de un funcionario o colaborador que en reiteradas ocasiones ha sido acusado de presuntos ilícitos y relación con grupos de la delincuencia organizada.

Mientras tanto, Miguel Ángel Chávez, explicó que los partidos políticos, como en el caso del Partido Acción Nacional, a pesar de las reservas que puedan existir, deben seguir la relación con el secretario de Gobierno, Jesús Reyna García, quien funge como interlocutor entre la administración estatal y los institutos políticos.

“Cada quien debe asumir su responsabilidad y nosotros no podemos juzgar ni sentenciar a nadie, es responsabilidad del Ejecutivo valorar la conveniencia de que el funcionario acusado de este tipo de presuntos ilícitos continúe como interlocutor del gobierno estatal” indicó.

Asimismo, defendió las declaraciones de la senadora del PAN, Luisa María Calderón Hinojosa, quien ventiló reuniones de los legisladores con integrantes de un grupo delictivo, al señalar que cualquiera que se sienta agraviado, como fue el caso del gobernador Fausto Vallejo Figueroa, puede acudir ante las instancias correspondientes a interponer su denuncia.

Sin embargo, no descartó que “el tiempo” le dé la razón a la senadora y mientras tanto, que sea la propia ciudadanía quien evalúe los señalamientos que ha realizado Luisa María Calderón Hinojosa, mismos que han sido replicados por la prensa.