MORELIA, Mich., 11 de abril de 2016.- La senadora de la República, Iris Vianey Mendoza envió una réplica de una nota de Reporte Índigo, en la que acusa que se le difama de forma irresponsable.

 

A continuación, el texto íntegro de la carta:

 

CIUDADANO J. JESÚS LEMUS

REPORTE ÍNDIGO

P R E S E N T E

 

 

AT´N. ARMANDO ESTROP

DIRECTOR GENERAL MEDIO DIGITAL E IMPRESO

“REPORTE INDIGO”

 

 

En términos de lo establecido en el párrafo primero del artículo 6º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículos 6 y 7 de la Ley Reglamentaria del citado artículo, en materia del Derecho de Réplica, hago uso de este medio, para referirme a la nota publicada por Usted con esta misma fecha -ocho de abril de 2016- en el sitio web www.reporteindigo.com y en la versión impresa de “Reporte Índigo”, en la que me difama de forma irresponsable y sin presentar pruebas de ningún tipo, por lo que en uso de mi derecho realizo las siguientes aclaraciones:

 

  • En dicha publicación Usted me vincula directamente con un grupo armado de Michoacán, y asegura que diversos jefes de grupos de autodefensa ponen a debate mi supuesta relación con un cartel, yo le pregunto de manera respetuosa: si afirma tal situación que atenta contra mi buen nombre y si a Usted le consta todo lo dicho, ¿por qué no señala circunstancias de tiempo, modo y lugar, así como los nombres de los jefes de esos grupos de autodefensa que tuvieron a bien reunirse, y en donde aparentemente usted estuvo presente?

 

He de reiterar que no tengo y nunca he tenido y no tendré jamás relación alguna con el crimen organizado, así como con ningún tipo de grupo armado ni en el estado de Michoacán, ni en ningún otro lugar del país. Por tanto, si Usted cuenta con pruebas tan fehacientes que lo llevan a difamarme de manera pública en un medio de comunicación que es serio, le pido por favor que también las publique.

 

En efecto en el año 2014 fui objeto de una guerra sucia, que terminó por convertirse en nada, pues jamás hubo un solo elemento que me vinculara con tales grupos, no obstante que siempre estuve a disposición de las autoridades correspondientes, todo fue producto de una serie de falacias, como las que Usted ahora publica; y que vale la pena aclarar, que su publicación ni siquiera es producto de una investigación seria, ya que además de ser un listado de inventos, es una reproducción de varias notas publicadas en mi contra desde el año de 2014.

 

  • Afirma que hay una averiguación previa archivada por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán, que refiere la posibilidad de que la suscrita sea parte de la red de un grupo organizado desde el 2005, cuando fui regidora en el municipio de Apatzingán Michoacán y además asegura que mi cercanía con el ex alcalde Uriel Chávez Mendoza, fue la principal línea para abrir investigación en mi contra.

 

En relación con este tema, me permito aclarar que hasta donde tengo conocimiento nunca se me ha iniciado una averiguación, o en todo caso, jamás he sido notificada; usted no señala el número de la averiguación a que hace referencia, situación que coloca sus afirmaciones como carentes de sustento; aunado a que su historia ni siquiera cuenta con un orden cronológico correcto, pues fui regidora en los años 2005 a 2007, mientras que el C. Uriel Chávez fue alcalde a partir del año 2012, además de que la suscrita jamás he tenido cercanía con él, ya que tanto nuestros partidos como nuestros proyectos políticos son distintos.

 

  • Por otro lado, Usted testifica que la suscrita obligaba a los vecinos de la Tierra Caliente a acudir a las reuniones públicas del partido político para el cual milito. Además, sigue afirmando que cuando era regidora del municipio de Apatzingán, yo organizaba las reuniones con el entonces alcalde Uriel Chávez Mendoza y algunos regidores, para ver la forma en que se haría entrega de una parte del presupuesto federal a un grupo de delincuencia organizada.

 

Niego categóricamente haber obligado a alguien a ser partícipe en alguno de nuestros eventos y reuniones, los militantes de mi partido han acudido a las reuniones siempre de manera libre y con la convicción de un proyecto político que ven como una opción de cambio para este país. Lo que usted

asevera sobre mi persona, es deshonroso y va totalmente contra los principios que me han formado y en lo que creo como mujer y como madre de familia.

 

Ahora bien, nuevamente aclaro que sus mentiras no están ordenadas cronológicamente, primero porque el C. Uriel Chávez Mendoza fue alcalde a partir del mismo año del año 2012 y jamás trabaje con él, ya que militamos en partidos políticos distintos y es un hecho público que el cargo de regidora lo ejercí en el año 2005.

 

Así pues, a lo largo de su nota, hace usted referencia a mi persona, vinculándome con grupos del crimen organizado una y otra vez y por ende, poniendo en riesgo mi integridad física y moral, sin presentar pruebas o datos reales. Me parece muy delicado que en franca violación a mi derecho al honor, usted publique mentiras que además se constituyen como un delito tipificado en el artículo 192 del Código Penal para el Estado de Michoacán, por lo que en honor a la verdad y a la transparencia, le invito a presentar todas las pruebas que respaldan sus afirmaciones o bien, a aclarar de manera pública que no las tiene y que todo lo que ha afirmado sobre mi persona son simples ocurrencias personales y con ello, está faltando a la ética periodística.

 

Además de lo anterior, llama mi atención como es que Usted sin motivo aparente hace una publicación de este tipo, como si de pronto no hubiese encontrado algún tema sobre el cual escribir, justo cuando estoy defendiendo proyectos como Ciudad Mujer para una de las zonas más laceradas por el crimen en Michoacán, en los que he tenido que enfrentar a personas que no están de acuerdo incluso de mi propio partido, pareciera pues, que alguien le está guiando y esto también atenta contra la libertad periodística y por tanto, contra la legitimidad y seriedad de su trabajo.

 

Finalmente, en términos de la fundamentación legal citada para el ejercicio del Derecho de Réplica, y en honor a un periodismo responsable, le pido de manera muy atenta, tenga a bien hacer pública íntegramente la presente carta, en el mismo apartado y tamaño de Reporte Índigo Digital y diferentes versiones impresas en que Usted hoy me menciona, en el entendido de que si esta inserción tiene un costo deberá ser cubierto por el mismo medio según la legislación aplicable en materia de Réplica.

 

Sin más por el momento, quedo a sus órdenes para cualquier aclaración al respecto, no sin antes enviarle un cordial saludo.