MORELIA, Mich., 11 de febrero de 2014.- Los coordinadores del PAN y del PVEM, Luis Alberto Villarreal García y Arturo Escobar y Vega, respectivamente, condenaron la agresión de integrantes de la Coordinadora Nacional de Educación (CNTE) contra el secretario de Educación, Emilio Chuayffet Chemor.

En tanto, el coordinador del PRD, Silvano Aureoles Conejo, consideró una “imprudencia” y “hasta una provocación” por parte del funcionario federal no haber tomado las precauciones necesarias durante su visita a Morelia, Michoacán, “sabiendo la relación tensa que se tiene con la CNTE”.

El lunes, integrantes de la CNTE agredieron con piedras al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) tras concluir un evento en la Universidad Nicolaita de Morelia, y rompieron dos vidrios de uno de los vehículos de su comitiva.

En declaraciones a la prensa, Villarreal García lamentó y condenó la agresión y afirmó que estas expresiones no pueden suceder en un país democrático.

Subrayó que la reflexión que deja este hecho es el de hacer que se cumpla la reforma educativa, que entró en vigor el año pasado.

“Yo conmino al Presidente de la República y al secretario de Educación a que cuanto antes pongan en marcha esta reforma, para darle a nuestros niños y jóvenes una mejor instrucción académica para sortear los desafíos que nos vienen por delante”, señaló.

En declaraciones por separado, Escobar y Vega también condenó las agresiones al titular de la SEP y señaló que se debe llevar a cabo una denuncia por daño a propiedad ajena.

“Es lamentabilísimo lo que sucedió, hay que condenarlo y las denuncias tienen que proceder por daño en propiedad ajena…comparto el lenguaje del secretario, ni Oaxaca ni Michoacán son islas para que pensemos que se pueden independizar de la reforma educativa”, dijo.

Consideró que la reforma educativa se lleva a cabo con “tolerancia y va con serenidad” en todo el país, y aquel maestro que no lo entienda, “va a tener que buscar otro trabajo, porque al final del día no se quiere correr a nadie ni desplazar a nadie”.

En tanto, Aureoles Conejo dijo que fue una “imprudencia” por parte del funcionario no tomar las precauciones necesarias al viajar a Michoacán, conociendo la situación de inseguridad que persiste y la “relación tensa que se tiene con la CNTE”.

“Se me hace que fue muy arriesgado, incluso hasta una provocación. Se me hizo una imprudencia que haya ido sin haber tomado las medidas correspondientes”, expresó.