MORELIA, Mich., 4 de mayo de 2016.- Con la aportación del principio de la Ley 3 de 3, aunque sin el nombre, la 73 legislatura del Congreso del Estado aprobó la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

A sólo unas horas de que venciera el plazo señalado por la Ley General para que los congresos estatales armonizaran las normas locales, con el voto unánime de los 36 diputados presentes en la sesión de este miércoles, se aprobó la nueva norma que deroga la vigente desde 2008.

Entre aplausos y auto elogios diputados de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional, de la Revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano por haber generado la nueva ley en la que única novedad está contenida en el artículo 35, fracción 13 que obliga a los funcionarios a hacer su declaración patrimonial, fiscal y de intereses, aunque lo deja a su criterio.

El priista, Mario Armando Mendoza destacó el apartado de las sanciones para evitar la impunidad, aunque reconoció que remiten a la  Ley de Responsabilidades de Servidores Públicos y, según él se amplia la obligación de informar a los sindicatos y a particulares que ejercen recursos públicos aunque eso ya estaba contemplado en la ley, lo mismo que la información sobre remuneraciones, sueldos, prestaciones, gratificaciones, primas, bonos y compensaciones, pero que se omiten.

La petista Mary Carmen Bernal puso de manifiesto que no estuvo atenta a la lectura de la iniciativa por la que voto a favor ya que pidió hacer un esfuerzo para implementar en la entidad la Ley 3 de 3 y que a nivel federal se frenó.

Criticó que se mantuviera información considerada como clasificada y quedara a discreción de los funcionarios en turno decidir cuál mantener oculta hasta por 10 años si se supone que los funcionarios actúan con claridad y honestidad, por lo que acusó que se trata de un manto protector del desaseo y triquiñuelas de las administración
pública.

El perredista Francisco Campos Ruiz consideró que con el nuevo ordenamiento Michoacán se posicionará entre los primeros lugares de transparencia en el país, pero advirtió que ahora toca a los ciudadanos hacer uso de ese instrumento para conocer el destino de los recursos públicos.

La panista Andrea Villanueva Cano dijo al disponer de información y cuentas claras los ciudadanos podrán evaluar y contribuir a la toma de decisiones de los asuntos públicos. Ahora, indicó, la dueña de la información es la sociedad y sólo le será negada cuando sea información clasificada, privada o sensible.

La priista Adriana Hernández Íñiguez indicó que mientras más informada esté la sociedad más participativa y propositiva será e intentó adjudicar a su partido la iniciativa que se convirtió en ley y que permitirá a los ciudadanos evaluar a los administradores públicos.

Cabe recordar que apenas hace dos semanas, los partidos Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano presentaron cada uno su iniciativa, las cuales fueron turnadas a las comisiones Gobernación y Derechos Humanos, cuyos integrantes en una sola reunión elaboraron el dictamen de la Ley que esta tarde se votó.