CIUDAD DE MÉXICO, 25 de abril de 2016.- Serán los ciudadanos y no los políticos quienes tendrán la responsabilidad de la operación del Sistema Nacional Anticorrupción, porque las organizaciones civiles y las secretarías técnicas de las comisiones del Senado acordaron que el propio Sistema y el Consejo de Participación Ciudadana sean encabezados por ciudadanos con experiencia en control administrativo.

Se plantea que sean ciudadanos que no hayan militado en partido político alguno, que tengan conocimientos de contaduría y revisión de cuentas, que conozcan el entramado burocrático, que tengan experiencia en trabajos de vigilancia de gastos federales o estatales, así como conocimiento en leyes administrativas, porque una parte importante de su trabajo será de tipo técnico, según informa Excélsior.

Después de que se cancelaron las reuniones públicas en las que no pudo avanzarse ni siquiera en ponerse de acuerdo en la forma de trabajar, senadores de todos los partidos y organizaciones sociales comenzaron a hacer llegar documentos a las mesas técnicas y el fin de semana se valoró la conveniencia de que todo el sistema anticorrupción recaiga en la responsabilidad de los ciudadanos y no de políticos.

Leer más aquí