Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Aerolíneas ya no cobrarán tarifa extra por sillas de ruedas

Redacción/Quadratín
 
| 07 de abril de 2015 | 19:09
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 7 de abril de 2015.-La Cámara de Diputados aprobó que en los servicios de transporte aéreo nacional, los pasajeros con alguna discapacidad tengan derecho a trasladar sillas de ruedas, andadores, prótesis, muletas, bastones o cualquier otro instrumento, siempre y cuando la persona que viaja haga uso de esta de manera personal y se encuentre directamente asociado con la discapacidad que presenta.

Con la unanimidad de 366 votos a favor, se modificó el artículo 50 de la Ley de Aviación Civil, para proteger a esta población y coadyuvar a su bienestar y dignidad bajo principios básicos y universales como son: libertad, justicia y paz bajo condiciones de igualdad y equidad.

El documento, remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales, precisa que en el país persisten ciertos tipos de discriminación hacia la población discapacitada, ya que algunos servicios no cuentan con los elementos y facilidades que disfrutan otros segmentos poblacionales, siendo una de estas el transporte.

Menciona que a las personas con discapacidad que requieren de accesorios como sillas de ruedas, andadores, prótesis, muletas, bastones o cualquier otro instrumento, no se les garantiza la excepción de pago y que “el suponer que son parte de su equipaje, equivale a discriminarlos, lo que limita su movilidad, integración y uso durante su estadía en aeropuertos y aeronaves”.

En la fundamentación del dictamen, el presidente de la Comisión de Transportes, diputado Juan Carlos Muñoz Márquez (PAN), expresó que se busca que todos los pasajeros que se suban a alguna aerolínea, que utilicen los servicios públicos, tengan el derecho de viajar –cuando exista alguna discapacidad– con sus herramientas necesarias, que a la vez se vuelven una extensión de la persona.

Mencionó que es una práctica negativa que las personas que llegan en su silla de ruedas al aeropuerto, después de que abordan el avión, “tenían que pagar equipaje extra por sus herramientas de movilidad”.

Con esta reforma, se permitirá que estas personas que tienen todos los derechos, puedan abordar los aviones y que su silla de ruedas, muletas o cualquier otra herramienta que requieran para hacer uso de su propia movilidad, se convierta en una extensión de la persona y no se le haga un cobro adicional.

Al iniciar los posicionamientos, la diputada de Morena, Loretta Ortiz Ahlf subrayó que este dictamen es acorde con los instrumentos internacionales y con las disposiciones constitucionales en materia de derechos humanos.

Se busca hacer efectivo los derechos humanos fundamentales de las personas con discapacidad, que puedan, en su momento, viajar con todos los instrumentos que requieren para tener movilidad.

La diputada Lucila Garfias Gutiérrez (Nueva Alianza) mencionó que al evitar la discriminación de los usuarios con discapacidad de las líneas aéreas, se propone que no se considere como equipaje, las sillas de ruedas, andaderas, prótesis, muletas, bastones, accesorios y todo instrumento indispensable. “Con ello se evitará el pago de la tarifa por dicho concepto”.

Los servicios ligados a la aviación se han convertido en los de mayor número de quejas ante la Profeco, principalmente por pérdida de equipaje o la falta de exhibición de precios, tarifas y garantías. En diciembre de 2014 –agregó- estas incidencias afectaron a más de 10 millones de pasajeros y sólo el 68 por ciento de las operaciones realizadas por las líneas aéreas mexicanas se efectuaron dentro del horario establecido.

Por el PT, el diputado Javier Gutiérrez Reyes argumentó que este cambio va a favor del derecho que tienen los pasajeros con alguna discapacidad, en el uso del transporte aéreo nacional para transportar artículos de su uso personal directamente asociados con su situación.

Indicó que es fundamental que las personas que padecen de alguna discapacidad y que, por lo tanto, requieren del auxilio de diversos instrumentos para su desplazamiento, como son sillas de ruedas, andadores, prótesis, muletas, bastones, o cualquier otro artículo, puedan usarlos sin cargo alguno.

El diputado José Antonio Hurtado Gallegos (MC) sostuvo que en México, existían en 2010 alrededor de 5 millones de personas con discapacidad, por lo que “se ha pugnado para que dicho sector goce de protección y un trato igualitario ante la sociedad, toda vez que persisten actos de discriminación hacia ellos”.

Es necesario que tengan un acceso fácil y adecuado al transporte y a las comunicaciones, de ahí la importancia de modificar la Ley de Aviación para evitar los abusos de los que son objeto las personas con discapacidad e hizo un llamado a la Profeco, para que esté pendiente del trato y precio de los servicios de las aerolíneas.

La diputada María del Rosario de Fátima Pariente Gavito (PVEM) externó que el dictamen está orientado a eliminar las barreras que existen en los aeropuertos del país y en los servicios de transporte aéreo nacionales, y que constituyen un obstáculo para la movilidad de las personas que sufren alguna discapacidad, afectando sus posibilidades de vivir de manera independiente.

Agregó que es obligación del Estado proteger, promover y garantizar la efectividad y el libre ejercicio de los derechos de los usuarios de servicios aéreos en el país “que generalmente son la parte más débil en las relaciones económicas, así como amparar el respeto a su dignidad y a sus intereses”.

El diputado Roberto Cabrera Solís (PRD) sostuvo que la reforma busca beneficiar y amparar a pasajeros con alguna discapacidad, al brindarles el derecho a transportar sillas de ruedas, andadores, prótesis, muletas, bastones o cualquier otro instrumento, pues este sector es el que tiene peores resultados sanitarios y académicos, así como una menor participación económica y tasas de pobreza más altas.

Mencionó que los obstáculos a los que se enfrentan entorpecen su acceso a servicios básicos de salud, educación, empleo, transporte e información. “Tenemos la obligación de invertir recursos suficientes, así como generar marcos normativos en esta materia”, abundó.

Por el PAN, el diputado Rodolfo Dorador Pérez Gavilán y promotor de la reforma, precisó que con el objetivo de garantizar un servicio en igualdad de condiciones, es necesario facilitarles el acceso a las instalaciones de los aeropuertos y el traslado.

Refirió que la Organización de Aviación Civil Internacional, emitió el listado que contiene los artículos que las personas con algún tipo de discapacidad pueden pasar a través de los puestos de control de seguridad instalados en los aeropuertos; sin embargo, dijo, “los artículos incluidos no garantizan su excepción de pago por concepto de traslado, y en muchos de los casos generan costos adicionales por ser considerados como parte del equipaje”.

Finalmente, el diputado Álvaro Martínez García (PRI) relató que el avance de los derechos de las personas con discapacidad ha fomentado cambios en la infraestructura física y accesibilidad en diversos espacios públicos y privados, y que ejemplo de ello, es el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que contempla diversas medidas a fin de facilitar la movilidad de esta población, como son elevadores, bandas peatonales, escaleras y rampas eléctricas.

Dijo que la reforma fortalece los derechos humanos de las personas con discapacidad, permitiéndoles un uso accesible y confortable de los servicios aéreos como pasajeros.