MORELIA, Mich., 6 de noviembre de 2012.- Aceptan pobladores de la Nueva Jerusalén, que simpatizan con el líder Martín de Tours, continuar el diálogo con el Ejecutivo estatal y mantener una tregua con el grupo disidente que reclama la impartición de educación laica.Luego de dos horas de reunión a puerta cerrada con el gobernador Fausto Vallejo; el secretario de Gobierno, Jesús Reyna y Fernando Cano, subsecretario de Gobierno, los habitantes de la Nueva Jerusalén manifestaron que no realizarán ningún tipo de acción violenta contra quienes se oponen a reconocer a Martín de Tours como el líder de la comunidad fundada hace 38 años en el municipio de Turicato.Al encuentro que se realizó en Casa de Gobierno acudieron una decena de representantes de quien detenta el control en la población, por la noche, informaron fuentes gubernamentales.El cónclave se registró tres días después de que circuló un panfleto que supuestamente indicaba que los disidentes debían de abandonar la Nueva Jerusalén o de lo contrario serian sacados por medio de la fuerza.La advertencia presuntamente iba dirigida en contra de unas 500 personas que se estima conforman el grupo que se rige por el mandato de Santiago Mayor, quien es el principal opositor a los designios de Martín de Tours.Sin embargo, nunca se pudo determinar el origen de la amenaza y el mismo gobierno del estado desestimó la validez del mensaje por considerar que el documento anónimo no era un medio utilizado por quienes se oponen a la impartición de la educación oficial.Por la noche, el gobierno estatal emitió un comunicado en donde refería que la reunión se desarrollo en un clima de respeto y con un ánimo de dialogó entre las partes con la intención de pactar acuerdos.Asimismo, convinieron volver a reunirse posteriormente pero no se precisó la fecha en la que podrían establecerse una mesa de dialogó y concertación para distender el conflicto que se recrudeció a mediados de julio pasado con la demolición de un inmueble educativo.Cabe señalar que la reunión también coincidió con la apelación que presentó Cruz Cárdenas, quien fuera encargado del Orden en la Nueva Jerusalén y es acusado de ser el autor material de la destrucción de la escuela primaria Vicente Guerrero, lo cual le valió ser consignado y recluido en un penal de mediana seguridad de Morelia.La detención generó una serie de manifestaciones en la capital del estado y presuntamente son la causa de que de nueva cuenta se incrementará la tensión social entre los quienes son vecinos de la comunidad religiosa fundada en 1973.