MORELIA, Mich., 19 de junio de 2016.- Tipificar como delitos en el Código Penal el acoso callejero y el acoso cibernético y sancionarlo con prisión de tres meses a tres años, propuso la diputada del Partido del Trabajo, Brenda Fabiola Fraga Gutiérrez.

Estos dos nuevos delito se perseguirán por querella, pero en el caso que se presente con violencia se perseguirá de oficio.

De acuerdo con una iniciativa de ley que presentó al pleno de la 73 legislatura, comete el delito de acoso callejero en la vía pública, al que cause un daño de connotación sexual, invasión o intrusión del espacio personal, al que susurre al oído, silbe, realice ruidos ocasionales o recurrentes sexuales o libidinosos.

Al que llegue a tocar o rozar el cuerpo de otra persona que no desea esta conducta y que le cause un daño afectando o violentando la dignidad, a la honra y limitando a la víctima su derecho de libertad en el pleno disfrute y goce de los espacios públicos, también será considerado delito.

El delito de acoso cibernético se conformará cuando se cause daño exhibiendo en páginas colgadas al internet, mensajes de textos groseros, despectivos, información personal de quien no desea ese tipo de conductas.

La publicación de videos, fotografías con la finalidad de exhibir, burlarse, herir, avergonzar, amenazar con comentarios intimidatorios de carácter discriminatorio de género, de religión, de orientación sexual, de raza o cualquier diferencia o defecto físico de la víctima, también serán sancionados.

“Proponemos actualizar nuestra legislación penal específicamente para que se contemple en nuestro Código Penal los delitos de Acoso Callejero o en Vía Pública y el delito de Acoso Cibernético, ya que debemos modificar esas prácticas negativas y vergonzosas que evitan una sana y buena convivencia entre hombres y mujeres.

“Es momento de dar un cambio social, de evolucionar, ser incluyentes y respetuosos de los derechos humanos como es el de disfrutar de la libertad del goce y disfrute de los espacios públicos, como también lo es, tener plena seguridad en utilizar las redes sociales sin el temor de que sea utilizada nuestra información personal para discriminar, avergonzar, humillar y herir con comentarios despectivos e intimidatorios la vida diaria de los cibernautas.

“Las generaciones actuales debemos ser reeducados y las nuevas aprenderán con la norma que el respeto a la diversidad de género es menester de una práctica social continua y preventiva que a corto plazo lograremos una sana sociedad”, indicó la diputada petista.