En diversas ocasiones me he pronunciado porque la Paz no es ausencia de violencia, la Paz es la capacidad de los seres humanos para resolver sus conflictos en equidad, y para hacerlo se requiere de diversos mecanismos y estrategias, nada simple por cierto.

Al parecer es simple expresar la existencia de la Paz, en muchos discursos lo podemos encontrar, más de manera pragmática no es sencillo ubicar la Paz. Un conjunto de elementos deben de existir para apreciar una realidad de Paz.

Se llevó a cabo a través de plataforma digital el Circulo de Lectura “Teoría de Conflictos” de Johan Galtung, en el cual participaron diferentes personas y actores sociales y políticos, con reflexiones sobre el documento de “Teoría de conflicto de Johan Galtung” de Percy Calderón Concha.

Cuando se habla de la Paz, su referente teórico y más conocido en el Mundo es Johan Galtung; Galtung (matemático, sociólogo, nacido en Noruega) ha sido fundador del Instituto Internacional de Investigación de la Paz en Oslo en 1959, es decir hace 61 años, y de la primera Revista de investigación sobre la Paz en 1964, es también el escritor de la obra Tras la violencia, 3R: reconstrucción, reconciliación y resolución, publicado hace ya veinte años, pero con una gran vigencia para atender los conflictos  y generar soluciones.

Galtung conoce México y el Lago de Pátzcuaro desde 1958 cuando fue invitado a venir a la Universidad; él se refiere a nuestro país, como un gran país, el cual tiene un enorme potencial marítimo tanto al oriente como al occidente, además de estar entre los Estados Unidos y América Latina.

Galtung expresa que el conflicto es innato en la sociedad por los recursos limitados que se tienen y los intereses que hay detrás de ellos, es decir, el poder, pero para que exista violencia dependerá de cada quien. Galtung expresa que  “La violencia es como el comer o tener sexo, que se encuentra en todo el mundo con sus ligeras variaciones”, de esta manera el rechaza la tesis de Tomas Hobbes con su frase “Homo homini lups”, el hombre es el lobo del hombre, es decir que el hombre, en su estado de naturaleza, tiende a la extinción.

Es por ello, que el autor rechaza la tesis de Hobbes en la famosa frase “Homo homini lupus”, es decir, que el hombre, en su estado de naturaleza, tiende a su extinción. A partir de este punto Galtung proporciona una serie de aspectos que el trabajador por la paz debe tener en cuenta para la correcta resolución de un conflicto.

La Teoría del Conflicto puede ser resuelta a través de la conciliación, de la mediación y de la construccion del proyecto, es decir, cada una de estas posibilidades revisa el pasado, el presente y el futuro, en cuyas decisiones pueden incursionar la persona, los grupos sociales, la sociedad y en determinado momento el mundo.

El teórico de la Paz nos plantea la existencia de dos triángulos con tres aristas cada uno;  el primer triángulo expresa la actitud, el comportamiento o conducta y la negación de la necesidad, el segundo triángulo integra la violencia directa o visible (muerte), en tanto que, la violencia estructural y la violencia cultural ambas son violencias invisibles.  

Para Galtung es importante impulsar una cultura de la Paz, la cual puede tener efectos importantes si es que cuenta con una buena base política, es decir, si se trata de una democracia. Igualmente expresa que la posibilidad de resolver un conflicto varía entre el oriente y el occidente; mientras que en el oriente se resuelve al mismo tiempo la resolución, reconciliación y reconstrucción, el occidente lo resolverá a través de una sucesión en el tiempo, es decir una atrás de la otras, primero la resolución, después la reconciliación y posteriormente la reconstrucción.

Diversos participantes ofrecieron sus puntos de vistas respecto de la Teoría del Conflicto, entre ellos se destaca Gabriela García de León, Gerardo Armando Ortiz, Pedro Chávez, María del Refugio Ramírez, José Carlos Herrera, Alejandro Contreras, José Alonso y otros comentarios en la plataforma del Chat.