Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Teléfono rojo/José Ureña

José Ureña/Quadratín
 
| 14 de febrero de 2018 | 0:01
 A-
 A+
  • El Peje intensifica la leva de priístas inconformes en todo el país
  • Tiene en lista a más de tres mil marginados por la cúpula actual
  • Y organiza conflictos magisteriales para antes de las elecciones

El sabrá cómo llama su operativo.

En los hechos es la leva final de Andrés Manuel López por llevarse a los últimos líderes regionales priístas para fortalecer su campaña.

¿Quiénes son?

No hace falta hacer una gran lista.

En términos generales, son cuadros del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y operadores del gobierno durante muchos sexenios.

Ex gobernadores, ex senadores, ex diputados, ex dirigentes estatales y un cúmulo de resentidos por el abandono de la organización política de toda su vida.

Resentidos y por ello dispuestos a vengarse de esa marginación porque no creen ni en la dirigencia actual encabezada por Enrique Ochoa ni en la candidatura externa de José Antonio Meade.

-¿Cómo me voy a sumar a un dirigente que no es priísta y a un candidato que tampoco es priísta? –me dijo un ex gobernador, ex senador, ex diputado, ex operador electoral del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Nadie como el tabasqueño para capitalizar ese resentimiento y ofrecerles cargos de seducción a fin de incorporarlos al partido de su propiedad, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

PURIFICACIÓN A TRES MIL LÍDERES REALES

No está usted para hacer cuentas.

Yo las hago:

Si la lista de Andrés Manuel López es cierta –y con ella trabaja, nombres en mano-  hay más de tres mil dirigentes distritales, municipales y estatales del ex poderoso PRI, donde militó como él lo hace, con dogmatismo.

Quien decide a quién purifican –pasar de corrupto a renovador y democrático basta la adopición de El Mesías tropical, como lo definió perfectamente Enrique Krauze- es un personaje ubicuo: Andrés Manuel López Beltrán.

Sí, el popular Andy por cuya oficina de la colonia Roma pasan cuantos quieren buscan un cargo, una consideración y hasta la aceptación de El Mesías tropical.

Fíjese usted cómo están las cosas.

Por oficina de Andy, disfrazada como casa en una calle cerrada de la calle San Luis Potosí -¿quién la paga? Es un misterio- han pasado personajes de todo nivel.

Le doy un nombre:

Horacio Sánchez Unzueta, ex gobernador de San Luis Potosí.

El, uno de los hombres más favorecidos por el gobierno priísta, ahora es el principal promotor de El Mesías Tropical en el norte del país.

¿Sabe usted por qué?

Muy simple: porque los gobiernos priístas de Fernando Toranzo y Juan Manuel Carreras no le han dado cargo alguno y mucho menos cuanto todo político aspira: vivir del presupuesto.

Se pueden dar muchos más nombres, como esa amenaza del chiapaneco Roberto Albores Gleason de irse a Morena si no lo hacen candidato a gobernador por el PRI y el Verde.

De ese nivel es la congruencia de nuestros políticos.

EL PEJE Y SU GRAN REBELIÓN MAGISTERIAL

No importa cuánto suceda en el gremio magisterial.

El gobierno y el Poder Judicial pueden actuar alalimón para mantener y fortalecer al actual dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre.

La embestida está a la puerta:

Andrés Manuel López y sus aliados elbistas preparan un ataque para desestabilizar la educación pública.

¿Sabe usted cuándo?

En víspera de las elecciones.

Fin de ciclo electoral y conflicto nacional.

Está usted informado.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales