Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
osorio-chong
Foto: Archivo

Teléfono rojo/José Ureña

 
| 21 de septiembre de 2016 | 21:15
 A-
 A+

TELEFONO ROJO20160921

2016-09-21

 

 

  • El largo encuentro privado de Osorio con Beltrones
  • Dialogan horas y horas en un salón de Mr Churchill
  • Ambos decidieron candidatos en ausencia de Peña

 

 

La salida de Luis Videgaray ha cambiado el ambiente en el equipo gubernamental.

 

De Enrique Peña Nieto, debe agregarse.

 

A reserva de ahondar en esta información, pues hay muchos elementos para el análisis, están las relaciones del presidente de la república con actores políticos hostigados o de plano marginados.

 

Uno de ellos es Manlio Fabio Beltrones.

 

Sonorense y mexiquense habían mantenido históricamente muy buena relación entre sí.

 

No hubo distanciamiento siquiera cuando ambos aspiraron a la candidatura para el 2018 y los dos, solos y en un privado, sellaron sus dudas en el acuerdo del restaurante La Pigua, en Campeche, como informamos en este espacio.

 

Así se despejó la ruta priísta hacia la Presidencia de la República.

 

A partir de entonces Peña Nieto dispensó un trato frecuente y amable a Beltrones, quien acudía con regularidad a la residencia de Los Pinos para intercambiar básicamente opiniones sobre la agenda legislativa.

 

Beltrones acudía a una casa conocida, la del Ejecutivo federal, pues también fue interlocutor del  privilegiado priísta de los dos presidentes panistas, Vicente Fox y Felipe Calderón.

 

Pero llegó la campaña electoral de 2016, en plena crisis político-económica y las zancadillas desde el gabinete, y la mayoría de los candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) cargaron con las consecuencias.

 

Beltrones leyó la derrota y se fue.

 

 

MAS DE TRES HORAS EN MR CHURCHILL

 

 

 

Desde entonces, hace tres meses, Manlio Fabio Beltrones ha sido poco visto en público.

 

Ha estado, puede confirmar Teléfono Rojo, en la residencia presidencial de Los Pinos y no han trascendido los temas de esos encuentros con Enrique Peña Nieto.

 

Tampoco lo hablado con Enrique Ochoa Reza, peón de Luis Videgaray en el PRI, más allá del discurso público:

 

Fue un mensaje de unidad y ambos coincidieron en seguir trabajando para el fortalecimiento del partido, blablablá

 

Pero algo se mueve en el poder.

 

Va otra primicia:

 

El lunes pasado cenaron y platicaron extensamente el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, y el ex coordinador senatorial y de los diputados priístas, Manlio Fabio Beltrones.

 

El encuentro fue en el restaurante Mr Churchill, en Polanco, a partir de las nueve y media de la noche.

 

Cada uno llegó por su cuenta y se encontraron en un privado, donde estuvieron hasta la madrugada del martes, cuando ya los comensales ordinarios habían abandonado ese centro gastronómico de corte inglés.

 

 

VIEJOS AMIGOS SIN CARTAS MARCADAS

 

 

1.- Más de tres horas es mucho tiempo para un simple saludo, ¿verdad?

 

Inclusive para brindar.

 

Pronto podríamos ver los resultados de ese larguísimo diálogo entre Miguel Angel Osorio Chong y Manlio Fabio Beltrones.

 

Y 2.- ambos se conocen de sobra.

 

Cuando el presidente andaba de gira internacional en noviembre del año pasado, el oaxaqueño Alejandro Murat Hinojosa dialogó largo con el dirigente de su partido.

 

-A los cuestionamientos de residencia no agregues más dudas. Si vas a competir por Oaxaca, sepárate del Infonavit –le recomendó Beltrones.

 

-Hoy mismo presento mi solicitud de licencia –ofreció Murat.

 

Apenas se fue Murat, Beltrones se comunicó con Osorio y le platicó lo hablado y acordado.

 

-Bien hecho –lo interrumpió Osorio-. El presidente va a estar de acuerdo.

 

De ese nivel era, y quizá es, la comunicación entre sonorense e hidalguense.

José Urena / Quadratín
José Urena / Quadratín

Comentarios

Notas relacionadas

Principales