·             Culiacán: formaron a familiares de los militares como ante un paredón

·             Los sicarios del cártel de Sinaloa entraron a casas, sacaron a la gente y…

·             El difícil esfuerzo por controlar contrabando de armas y simular la paz

A cada momento surgen nuevos datos.

The New York Times reportó ayer, con base en información confiable a sus fuentes, sobre la liberación de dos hijos de Joaquín El Chapo Guzmán.

Ayer en este espacio hablamos sobre una línea de investigación –rechazada por algunos funcionarios- sobre filtraciones al cártel de Sinaloa.

Tardaremos en conocer toda la información de lo sucedido en Culiacán el jueves pasado, al principio confusa por el silencio oficial y el gran manejo de masas y redes sociales de los delincuenciales.

Pero un dato fue clave para liberar, haya sido solamente a Ovidio Guzmán López o a él y a su medio hermano Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

La versión del periódico neoyorkino tiene mucho sustento más allá del de las grabaciones interceptadas y la validez otorgada por las agencias estadunidenses.

Ellas sí conocieron todo en tiempo real, como no lo registraron quienes debieron organizar el “operativo fallido” –confesión de secretario Alfonso Durazo– y reportar al máximo nivel.

¿Por qué es creíble?

Porque en la confusión habría escapado Iván Archivaldo y luego se puso al frente del rescate de su fraterno –El Jefe, reconocido por su subordinados- contra las fuerzas federales.

ENTRARON, SACARON A LA GENTE Y…

Pero son espeluznantes los datos corroborados.

Fueron la base para hacer retroceder a todos: a miembros de la Guardia Nacional, del Ministerio Público, del Ejército Mexicano… de todos.

¿Y qué fue?

Los criminales sacaron de sus hogares a cientos de esposas, hijos, sobrinos y soldados retirados, a quienes pusieron a su disposición.

-Retaron al poder: “Uno de usted por cada uno de nosotros” –narró una fuente de muy alto nivel y con relación presidencial-. Hubiera sido una matazón.

Esto no se dijo, aunque sí lo analizó el gabinete de seguridad y fue transmitido al comandante supremo de las Fuerzas Armadas.

-Más de 200 -según refirió el secretario de Relaciones Exteriores, aunque Marcelo Ebrard habló de unidades habitacionales rodeadas, no de desalojo y colocados para ejecución ante un paredón.

Estos son los elementos base de la decisión presidencial de perdonar a quien postró al Estado mexicano para no ser extraditado.

Hacia delante queda el riesgo: cualquier pelafustán puede rodearse de 40 ó 60 asesinos y, en caso de detención, tomar una escuela, un hospital u otra instalación y amagar con una masacre si no es liberado.

LOS ESFUERZOS POR RECUPERAR PAZ

1.- Tras la desgracia, se emprenden acciones para dejar atrás ese capítulo tan humillante para el país.

A nivel internacional el sitio de Culiacán sensibilizó al gobierno de Donald Trump y esto permitirá a México apretar para controlar el flujo de armas desde Estados Unidos.

El canciller Marcelo Ebrard tiene un interlocutor muestras de sensibilidad, el embajador Christopher Landau.

A nivel local, el gobernador Quirino Ordaz manda mensajes de tranquilidad con asistencia a eventos públicos: el domingo estuvo en un partido de béisbol y se apresta a acudir a otro de futbol.

Y 2.- registramos un gazapo: ayer llamamos Ernesto a Néstor Núñez.El rendirá hoy su primer informe como alcalde de Cuauhtémoc, donde se asientan los Poderes de la Unión y del gobierno capitalino.