Durante la presente semana se llevaron a cabo acciones de formación e información a personal institucional y dicentes del Instituto Estatal de Estudios Superior de Seguridad y Profesionalización Policial del Estado de Michoacán, acciones impartidas por personal de la Coordinación de Estudios, Divulgación y Capacitación.

Los eventos tocaron diversos temas, pero uno que es central para la comprensión de nuestro marco jurídico mexicano, es disertar sobre el ser humano.

El dilema existencial, abordado por W. Shakaspeare en el monólogo de su obra Hamlet: “Ser o no ser. He ahí el dilema..”, ha sido preocupación permanente de los seres humanos: de saber quién soy?, a qué vine?, cuál es mi misión en la vida?.

La reflexión es  profunda sobre el intento de las personas por desentrañar los misterios de su existencia. Cabe señalar que esta preocupación existencial está implícita o explícitamente presente en el hacer de los seres humanos, orientados por una concepción de ser humano particular, construida tanto cultural como socialmente. Encontramos esta concepción en la obra de los filósofos, historiadores, sociólogos, físicos, biólogos y pedagogos, entre otros muchas más, como desde la religión y lo metafísico.

Lo central de este asunto para Paulo Freire  es el problema del “ser”, ya que para que el ser humano sea (exista) debe ser consciente, su condición de existencia se la brinda alcanzar este estado de conciencia, a partir de ser capaz de situarse y pensar el contexto histórico y cultural en el que vive. Para Freire: “Ser consciente no es, en esta hipótesis, una simple fórmula o un mero slogan. Es la forma radical de ser de los seres humanos, en cuanto seres que no sólo conocen, sino que saben que conocen”.

Es difícil definir y explicar al Ser Humano; distintas posiciones expresan el cómo construir la definición: ya bien desde la ecología integral, o desde la visión  cosmocentrada dentro de la cual el hombre aparece como parte del todo y de la naturaleza (la vida eje central de la naturaleza y no el hombre).

Se ha querido definir el ser humano desde diferentes posiciones: holísticas,  globales, físicas, químicas, biológicas, económicas, sociales, políticas y culturales. Será que estas visiones complejas y totalizadoras con lo cual se le quiere definir requieren de ser analizadas a la luz de una realidad concreta que vive el ser humano.

Finalmente,  quiénes somos los seres humanos?, también se responde Leonardo Boff a ello: energía de fondo, un ser cósmico, un eslabón de la cadena de la vida, un animal de la rama de los vertebrados, para Pascal (1662) expresaba que el ser humano en el marco de la naturaleza, era nada adelante del infinito, y un toda ante la nada, un eslabón entre la nada y el todo, pero incapaz de ver  la nada de donde viene y el infinito hacia dónde va, qué es ser humano?.

El ser humano, aquel que cuenta con racionalidad (incluso racionalidad instrumental precisa Theodor Adorno, o de un pensamiento crítico), que tiene sentimientos,  libertades,  lenguaje y es social entre otras características. Ese ser humano se encuentra  inmerso en la ecología del capitalismo, donde funciona para  la explotación y como ente para el consumo del  mercado, quien lo hace hedonista, narcisista, en busca del éxito, del lujo y viviendo en valores líquidos, dejando de lado los valores comunales.

La sociedad en la que habita el ser humano, esta permeada por un modelo económico, en donde se privilegian las acciones de mercado, y donde la acumulación de capital ha dejado de ser la apropiación de los excedentes de la fuerza de trabajo para privilegiar otros mecanismos como: la corrupción, la violencia, el crimen organizado, el narcotráfico, la trata de personas, los intereses del sistema financiero.

Por ello, el ser humano debe de tener esperanza (dice Ernest Bloch) de que las cosas puedan cambiar, pero para ello, requerimos de la esperanza, que sea el motor de pensar lo nuevo, lo que aún no se ensaya, el coraje de soñar otro mundo posible y necesario.

Es pensar en utopías, que nos hacen caminar y no nos dejan parados en los éxitos alcanzados y de cara al fracaso nos hacen ponernos de pie para continuar, brincar los  obstáculos y enfrentar los retos.

Este tema fue complementario al abordaje de conceptos como persona, ciudadano, sujeto social y dignidad humana. Igualmente se abordaron los valores, principios y virtudes sociales. Generando al finalizar el taller formativo, mantas con expresiones de reconocimiento de una resignificación del discurso público en igualdad y no discriminación, respeto, responsabilidad, honor. Agradecemos a los participantes de las diferentes, servidores públicos, así como a Gabriela García León y Julio Cesar Bermúdez.