Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Santiago y El Rufo/Santiago Heyser Beltrán

 
| 16 de septiembre de 2017 | 10:21
 A-
 A+

Desvergüenza y cinismo

Uruapan, Michoacán, 16 de septiembre del 2017

La Gran Estafa desenmascaró lo que era vox populi: ¡Tenemos unos gobernantes ladrones!, empezando por la cabeza en Los Pinos.

R- Guau, mi Santias: ¿Qué es lo que celebran el 16 de septiembre?

S- El grito de Independencia que dio Miguel Hidalgo y Costilla y como consecuencia el inicio de la lucha para ser libres.

R- Grrr, me estás vacilando, mi ínclito amo; es obvio que los mexicanos no son libres, no cuando el vecino del al lado, el Sr. Donald Trump le truena los dedos al que cobra como Presidente de México y a su mascota, el Canciller Videgaray y ambos están prestos para obedecer las órdenes del patrón… Cómo en su momento lo hizo Felipe Calderón al permitir el contrabando de armas del gobierno gringo para armar a los narcos mexicanos y se hizo que la virgen le hablaba,… y como en su momento lo hizo también el payaso internacional, el buenazo de Chente Fox, cuando a instrucción de George W. Bush Jr. corrió a Fidel Castro de México, en uno de los actos de sumisión más vergonzantes de nuestra historia, que exhibió, además de la dependencia de los gringos, la cobardía del Presidente con Botas, que como mariquita negó lo que, para su desgracia, estaba grabado.

S- ¡No jodas, perro!, estos son días de orgullo nacional y tú nos quieres quitar la alegría nacional; pero no lo vas a lograr; a pesar de las ratas, los traidores, los cobardes y los agachones que nos gobiernan y nos han gobernado ¡Hoy somos un pueblo independiente!

R- Guarf, guarf, guarf. No me hagas reír, mi querido Santias, que traigo mis perrunos labios partidos: ¡De dónde sacan Uds. que son independientes!, cuando viven con miedo, en obediencia y al son que les toca el crimen organizado.

S- Creo que exageras, perro. Hoy vamos a donde queremos y trabajamos en lo que queremos; vivimos en nuestras casas y comemos lo que nos gusta.

R- Guarf, guarf, guarf, te digo que no me hagas reír; lo que dices no es cierto para cincuenta millones de mexicanos que viven en la pobreza ¡Vamos!, ni siquiera el derecho natural de alimentarse bien pueden ejercer veinte millones que viven en pobreza alimentaria y Uds., los clase medieros y ricachones viven una fantasía de libertad pagando extorsión a los criminales para poder simular que son libres. Es así como el crimen organizado en partidos políticos depredan el erario y tenemos que mantener a una bola de zánganos de organizaciones a las que no pertenecemos la mayoría de los ciudadanos; es más, de mis impuestos entregan dinero al PRI, un partido que vomito o mantienen al Peje, un político vividor que rechazo o sostienen el modus vivendi en USA de la familia de Ricardo Anaya, a mis ojos un mentiroso y corrupto líder político; y ahí no para: si en mi mano estuviera, no daría un peso a los sátrapas del PRD que llevaron a gobernar a Aguirre en narcoGuerrero, al capo Abarca y a los inútiles de Silvano Aureoles y Graco Ramírez o que sostienen a Mancera, un político que pretende mimetizarse con la ciudadanía pero mama del PRD. Ya de verdes, panales y demás vividores nada que decir; el dinero que les dan por instrucciones del Congreso compuesto por los mismos, emanados de donde mismo (por eso son crimen organizado) para beneficio de ellos mismos, atenta contra mi supuesta libertad, ya que para fines prácticos es igual a pagar derecho de piso al narco… ¡Además!, hay que pagar a delincuentes para poder simular la dichosa libertad y mantener a sátrapas en sindicatos, para que sirvan al gobierno corrupto controlando a las masas y a los votantes. Ya hablar de cómo nos roban mediante los impuestos y cómo esos impuestos terminan en los bolsillos de gobernantes y funcionarios mediante un complejo sistema de triangulación para simular proyectos inexistentes (Leer sobre: “La Gran Estafa”), es por demás ¡Los mexicanos no somos libres porque nos controla el crimen organizado desde los gobiernos y en las calles!… Y cuando sentimos que podemos tener un respiro gracias el esfuerzo ciudadano y a las riquezas nacionales, el Congreso las entrega el capital nacional y extranjero a cambio de apoyos económicos, de financiamiento y apoyo para campañas y de repartición del pastel ¿No me crees?, cosa de ver la Reforma Energética y escuchar al cínico que cobra de Secretario de la Defensa cantando en eventos patrios: “Mas si osare un extraño enemigo, profanar con tu planta tu sueeelo…”, piensa o patria querida que el cielooo, un traidor en cada pseudo hijo te dio. Mientras las transnacionales perforan el suelo mexicano para lucrar con sus riquezas en complicidad de gobernantes, políticos, inversionistas y “patriotas” militares al servicio del poder, que no de México… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

 

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Santiago Heyser Beltrán / Quadratín
Soy modelo 47, producto de la postguerra y de una humanidad urgida de encontrarse a si misma después del Holocausto y de las criminales bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki. Vengo de una familia religiosa que privilegiaba el creer o el obedecer sobre el razonar o el pensamiento libre y crítico; opté por los segundo a partir de mi adolescencia lo que me creo permanentes conflictos en la familia y en la escuela lasallista donde privilegiaban la disciplina sobre la razón; aún así creo que recibí la mejor educación disponible en esa época y agradezco lo que soy, tanto a mi familia como a mis maestros y a las instituciones educativas en las que estuve, coronado ello con un título de Contador Público de la Universidad de Guadalajara en cuyas aulas imprimieron un sello de socialismo a mi forma de pensar, por lo que suelo anteponer a las personas sobre las cosas y la ganancia y es fundamento de mis luchas y sueños por un cambio de modelo socio económico que privilegie al Ser humano para cambiar el paradigma de competitividad por el de mutua ayuda y colaboración projimal. Santiago A. Heyser Beltrán
Santiago Heyser Beltrán / Quadratín

Comentarios

Notas relacionadas

Principales