Caso Vallarta-Loret: lo importante es que continua en prisión

José Luis Camacho Acevedo

Ayer durante la conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador, desmenuzó el montaje televisivo ocurrido en diciembre de 2005, en el que estuvieron involucrados el ex secretario de Seguridad, ahora preso en Estados Unidos, Genaro García Luna, y el comunicador Carlos Loret de Mola.

Lo que comenzó como la desarticulación de una banda de secuestradores que se transmitió en televisión nacional, terminó en un montaje que llevó a que Loret de Mola a declarar en el seguimiento al caso de Israel Vallarta, preso por secuestro.

Jenaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano explicó cómo sucedieron los hechos ese 9 diciembre de 2005, y señaló que se le advirtió 13 veces al comunicador “para ya”, con el montaje que se estaba transmitiendo en vivo.

Lo anterior me recuerda un libro de Jorge Volpi que leí como mucho morbo periodístico: “Una novela criminal”, que relata prolijamente el montaje TELEVISIVO que realizó Genaro García Luna para “publicitar el éxito de su corporación” de haber capturado a una banda de secuestradores entre los que se encontraba la ciudadana francesa Florence Cassez y su pareja sentimental Israel Vallarta.

El video de marras bien lo pudieron haber producido Epigmenio Ibarra, Alejandro González Iñárritu o el gran Guillermo del Toro. Es a todas vistas una fantasía policíaca.

Ante la presentación de este montaje la periodista Anabel Hernández, aseguró en una mesa de análisis con Carmen Aristegui, que la mañanera de hoy fue un montaje y ‘bullying’ al periodista Loret de Mola.

La periodista señala que lo importante es el caso de Israel Vallarta, quien sigue preso y no parece que el propósito de la conferencia de este miércoles sea encontrar justicia sino hacer show y bullying contra Carlos Loret de Mola.

Y concuerdo totalmente, hoy continúa en prisión Israel Vallarta, quien ya lleva ahí más de 15 años, mientras su expareja sentimental Florence fue liberada hace varios años, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, las trabas de la justicia no han permitido la liberación de Vallarta, a pesar de que su caso ha sido varias veces planteado en la conferencia del presidente López Obrador, pues su familia mantiene un plantón afuera de Palacio Nacional.

EN TIEMPO REAL

1.- El INE decidió otorgar la solicitud de medidas cautelares a María Eugenia Campos Galván, candidata a la Gubernatura de Chihuahua, quien denunció al partido Movimiento Ciudadano por la difusión en Facebook del promocional “No hay lugar en Chihuahua”, en el que, a juicio de la quejosa, se le calumnia al atribuírsele delitos relacionados con sobornos y corrupción.

En el spot se hace una afirmación directa sobre hechos que no han sido juzgados, puesto que se incluye la aseveración de que la quejosa “recibió a manos llenas sobornos de César Duarte”, cuando el caso esta aún bajo proceso, y recordemos que nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario.

2.- Con mucho sigilo se llevo a cabo un evento de San Luis Potosí con la presencia del expresidente Felipe Calderón, para apoyar en un evento al actual candidato a la gubernatura de San Luis Potosí, por la coalición PAN, PRI y PRD, Octavio Pedroza Gaitán.

Para muchos la visita Calderón es resulta perjudicial para el candidato, pues es un personaje de la política muy mal visto, además de que provoco protestas y agresiones de parte de algunos morenistas.

3.- Edgar Oswaldo Tungüí Rodríguez, excomisionado para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, fue beneficiado con una suspensión provisional que impide que se ejecuten las órdenes de aprehensión que hay en su contra en México.

Tungüí enfrenta tres órdenes de aprehensión por su posible participación en el desvío de recursos para damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017.

FOTO: (Prensa)