Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
aguacate
Foto: Archivo

Observador ciudadano/Enrique Bautista Villegas

 
| 19 de octubre de 2016 | 8:11
 A-
 A+

Durante semanas recientes se dio una confrontación entre productores de aguacate y la Asociación de Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM derivada de inconformidad de un grupo de productores de diferentes regiones de Michoacán por los precios que los empacadores de exportación les habían venido pagando por el fruto.

Debe recordarse que de acuerdo a su acta constitutiva todos los productoresy empacadores que exportan a los Estados Unidos tienen derecho a ser integrantes deAPEAM y deben cumplir con la normatividad que la misma establece en esa materia,  ya que es el único socio cooperador reconocido por el USDA  para  exportar aguacate mexicano a ese país.

A los ojos de los inconforme ha habido a lo largo de los años un abuso de empacadores que no son justos en el pago de la fruta al productor, ya que el aguacate alcanza altos precios en el mercado estadounidense y ellos consideran que el empacador se queda con la mayor parte de la ganancia.

El conflicto generó mucho ruido en el ámbito nacional y aún en el exterior. En diversos puntos del territorio michoacano los productores inconformes recurrieron al bloqueo de carreteras para evitar, por un lado, que la fruta cortada de las huertas llegara a los empaques y, por el otro,  que las cuadrillas de cortadores y los camiones encargados detransportar la fruta a los empaques accedieran a los huertos. En los mercados de destino hubo preocupación por el desabasto, e incluso se despertó la intención de buscar abastecedores del fruto de otros país para no depender de los caprichos de laoferta mexicana.

Seguramente hay empacadores que pretenden maximizar sus ingreso a partir de pagar precios bajos al productor y vender al comprador al precio más alto posible; tristemente esta es una regla universalque rige dentro de las llamadas leyes del mercado.

Lo que también es cierto es que nunca el productor de aguacate había alcanzado precios tan altos por su fruto como los que obtiene actualmente; mientras en la década de los 90´s del siglo anterior el precio del fruto había caído a precios tan bajos como el equivalente diez centavos de dólar, los precios promedio actuales por el producto que se exporta a Estados Unidos, Europa y Oriente, han rondado y superado el dólar, dependiendo del momento de la temporada de que se trate.

Desde la perspectiva del que esto escribe el problema que se generó por esta diferencia se deriva fundamentalmente de falta de comunicación entre el grupo de productores inconformes y la APEAMAC. Los primeros se han formado una opinión sesgada de la conducta de quienes los representan en la organización  y de los empacadores que participan en la misma, mientras que los integrantes de su directiva no han hecho un esfuerzo de comunicación eficiente para informar al productor sobre los motivos de los vaivenes del mercado.

No se debe pasar por alto que el fenómeno del posicionamiento de aguacatemichoacano en los mercado internacionales, y no solo en el de los Estados Unidos, se ha constituido en un paradigma que busca ser emulado por quienes cultivan otros productos en diferentes partes del país, y aún en el extranjero. La derrama económica  que genera el cultivo y la comercialización del aguacate entre miles de pequeños y medianos productores, así como quienes se emplean directa e indirectamente en su cadena productiva es muy amplia.

En lo hechos, quienes resultaron mayormente afectados por este breve, pero impactante conflicto, fueron los cortadores del fruto cuyo salario depende de su trabajo cotidiano.El efecto de la escaramuza en los mercado de exportación tampoco debe minimizarse.Se pone en riesgo el futuro de un fenómeno económico que significa para el país, y particularmente paraMichoacán, la principal fuente de divisas del sector agropecuario.

Sería de esperar que la lección sirva para reflexionar sobre como evitar que este tipo de conflictos se repitan por la falta de diálogo entre las partes. y de conocimiento de los efectos que pueden desencadenar  para una economía tan importante como la del aguacate.. Valdría la pena también estudiar con objetividad y seriedad como se generó el paradigma del aguacate, para intentarreplicarlo con otros productos del campo mexicano.

 

Enrique Bautista V / Quadratín
Estudié la licenciatura en Economía en la UNAM; tuve la oportunidad de ir becado a Holanda e Inglaterra, donde obtuve una maestría en Estudios de Desarrollo. A mi regreso me incorporé a trabajar con el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en el Gobierno de Michoacán (1980-86); lo mismo hice 16 años después con Lázaro Cárdenas Batel (2002-07). Fui diputado federal y local por el PRD, siendo fundador y militante hasta 2014, cuando renuncié al mismo por considerar que abandonó sus ideales democráticos. Soy pequeño empresario agrícola y acuacultor. Estoy genuínamente preocupado por la pérdida de rumbo del país y la pasividad de la sociedad frente a la corrupción y la impunidad.
Enrique Bautista V / Quadratín

Comentarios

Notas relacionadas

Principales