Bendito coraje, ¡fuera máscaras!

                                                Teresa Gil

                                 [email protected]

En un mensaje denominado Bendito coraje, de respuesta a los intelectuales que publicaron una carta en  el diario Reforma, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, les pregunta como contribuyeron a la democracia que ahora reclaman en un sistema  en el que apoyaron su neoliberalismo y el retorno al porfiriato. Se refiere a su gobierno de transformación que se ha enfrentado, como la historia lo sustenta en esos casos,  a una reacción conservadora.  Con la carta de  los llamados intelectuales, se cayeron  las máscaras de los conservadores  que iniciaron desde hace meses una guerra contra la actual administración.  La carta que publicaron el 15 de julio en el Reforma, diario proclive al golpismo desde principios de la actual gestión, no necesitó poner en evidencia las posturas de los que la suscriben, porque ya se conocían, pero exhibió lo que realmente ha estado atrás con sus posiciones beligerantes; recuperar un poder económico que se perdió y que la mayoría de ellos como dirigentes, patrones y algunos como servidores y empleados,  tuvieron con los gobiernos anteriores. Es una carta  que pretende defender una democracia que nunca existió en el país y echa mano de valores que nadie impugnaría, pero que en su momento les fueron ajenos;  uno de ellos,  los derechos de las mujeres. En los gobiernos que defienden  se agudizó su menoscabo y agresiones y en donde, además,  el valor de la vida humana se redujo al extremo con decisiones fallidas de los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

SILENCIO CÓMPLICE DE LOS INTELECTUALES QUE AHORA RECLAMAN

En su respuesta, el mandatario señala que los intelectuales del bloque ahora  se definen  y muestran sus verdaderas intenciones. Celebra que hayan  dejado la simulación  y exhiban esas verdaderas intenciones: lograr cambios mediante el voto en el 2021, para transformar el poder legislativo,  presuntamente controlado ahora, por el ejecutivo. Pero les advierte que con la llegada de Emilio Lozoya, se pondrá al descubierto como manejaban  sus anteriores gobiernos ese poder. En la carta del diario se menciona ese bloque, mecanismo que se ha utilizado en los últimos meses, uno de ellos en la denominada Boa, que tiene como intención  poner contra la pared a este gobierno y en caso extremo derrocarlo. Ya hay quienes manejan deponerlo antes del primero de diciembre cuando se cumplirían dos años de gestión. Con  la carta y la repuesta oficial, se definen más las verdaderas posturas y la oposición recalca su tono beligerante.

LOS QUE TRAICIONARON, LOS QUE SE QUEDARON EN EL CAMINO Y LOS SERVILES

La lista de los intelectuales firmantes del bloque de Reforma, son bien conocidos en los  medios políticos e intelectuales del país. Uno de ellos, Roger Bartra perteneció al Partido Comunista Mexicano y en los últimos tiempos ha variado sus posturas;. lo mismo se puede decir de Ricardo Pascoe, evadido del trotskismo. De Jean Meyer todos conocen su postura cristera de derecha, de Héctor Aguilar Camín personaje bamboleante siempre al servicio del sistema priísta, se conocen sus palabras alzadas y sus vivencias económicas desde Salinas de Gortari.  Enrique Krauze  ha sido el personaje más visible,  mencionado en  repetidas ocasiones como beneficiario de gobiernos, en los medios que dirige. En la lista está la esposa de Aguilar Camín, Ángeles Mastreta  Y de Jorge Castañeda, declarado non  grato la semana anterior, en  Oaxaca. por sus aspavientos e insultos contra los pueblos originarios de ese estado, también  se conoce su historia. De la mayoría de los firmantes  se podría hacer una pequeña biografía no precisamente laudatoria. Esos son los intelectuales que buscan un cambo al revés en México. Los que publican revistas, libros y dan conferencias proclamando una democracia que en  la práctica nunca han  defendido.