07 de abril de 2021.

Libre expresión…

Por: Carlos Alberto Monge Montaño.

Morón será candidato a gobernador.

“Todos somos iguales ante la ley, pero no ante los encargados de aplicarla”. Stanislaw Jerzy Lec (1909 – 1966) Escritor polaco.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tomará decisiones que impactarán más allá de la restitución de los derechos para que aspirantes a diferentes cargos de elección popular, puedan o no ser admitidos como candidatos, donde destacan Raúl Morón Orozco y Félix Salgado Macedonio.

En primera instancia, de fallar en contra de la sanción que impuso el INE y que fundamentó en el artículo 229 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, daría un duro golpe a la posibilidad de fiscalizar los gastos de precampañas y hasta de las campañas. Al final, son leyes que siempre estarán por debajo de la Constitución Mexicana, como en este caso, donde se defienden con el derecho de votar y ser votado.

Además, la decisión del Tribunal, la que sea, le entregará un argumento sólido y peligroso al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que, junto con sus fieles seguidores, mantengan su ruta de desprestigio, ataque y hasta intento de desaparición del Instituto Nacional Electoral. Parece exagerado, pero no lo es.

López Obrador quiere todo el poder, se siente el presidente, el pueblo, el Estado, la democracia y la verdad absoluta, así que, a su juicio, no hace falta institución alguna que regule, que vigile, que sancione, él quiere hacerlo todo desde su mañanera, por eso no tiene empacho en mantenerla y violentar marcos legales que él mismo promovió cuando fue candidato opositor.

Mientras tanto, prevalece la percepción de que el Tribunal Electoral está sometido a López Obrador, tiene convencidos y/o ejerce la suficiente presión sobre 4 de sus 7 integrantes, así que la mayor probabilidad apunta a que Raúl Morón y Félix Salgado podrán competir.

Está claro además que Morena sustentará sus campañas proselitistas en este polarizado debate con el INE. Después de todo, tienen a su líder propagandista operando todas las mañanas desde Palacio Nacional, endulzando los oídos de sus seguidores y atacando constantemente a sus oponentes.

En el caso estricto de Michoacán, si Raúl Morón finalmente obtiene su registro como candidato, se ubicará prácticamente en la antesala de Casa de Gobierno. Durante su campaña proselitista podrá victimizarse, enfatizar que siempre tuvo la razón y para ello, no se ocupan demasiados argumentos, así que será sencillo despertar emociones entre un electorado que aún toma decisiones, preponderantemente con el corazón y el estómago.

Sus oponentes, en especial el candidato común del PRD, PAN y PRI, Carlos Herrera Tello, que es el más cercano perseguidor, según retratan diversas encuestas, si quiere dar la pelea, deberá apuntalar de inmediato para realizar una campaña perfecta, con mensajes claros, contundentes y que conecten. Hoy todavía no se aprecia.

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias.

[email protected]