La presentación de algunos de los integrantes del gabinete del presidente municipal electo, Raúl Morón, vislumbra el compromiso que se tendrá con la ciudadanía y la atención que, el futuro alcalde, quiere darle de manera inmediata a los problemas que enfrenta la capital michoacana como la inseguridad y la falta de servicios municipales.

Los miembros de su gabinete son personas comprometidas con el desarrollo de Morelia y sus perfiles reflejan el tamaño del desafío que el maestro rural enfrentará a partir del primero de septiembre próximo.

Fue muy claro al reiterar que no firmará el mando único policial y que pese a presiones y recomendaciones  para ocupar ese cargo, él tomará la decisión final, lo cual demuestra el carácter con que se atenderán las necesidades de la comuna moreliana.

Acorde con los lineamientos nacionales de austeridad implementados por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, anunció que habrá reducción del aparato administrativo del Ayuntamiento, lo que se traducirá en un importante ahorro.

Expectación más no incertidumbre es la sensación que los morelianos viven en el preámbulo del inicio de una nueva administración municipal que tiene todo para pasar a la historia como la mejor,  la que logró el despegue definitivo de Morelia al ámbito nacional e internacional como uno de los mejores destinos turísticos y culturales y por caracterizarse por la vida vigorosa y democrática que disfruta su población.

Serán Humberto Arroniz Reyes, Gabriel Prado Fernández y Antonio Aguilera Espinosa, los hombres más cercanos al futuro alcalde, en su calidad de Secretario del Ayuntamiento, Secretario de Administración y Director de Comunicación Social, respectivamente quienes serán claves en el recién integrado gabinete.