La ceremonia de transmisión de poderes, prevista para el 1 de diciembre, será como nunca se ha visto en la Cámara de Diputados.

Según el presidente de la Cámara, Porfirio Muñoz Ledo, asegura que el presidente saliente, Enrique Peña Nieto, tendrá que entrar al recinto legislativo sin guardias, sin ningún elemento del Estado mayor presidencial.

Es que Muñoz ledo anuncia que asumirá el control absoluto de la ceremonia en la que Peña Nieto le entregará la banda presidencial a su sucesor, Andrés Manuel López Obrador.

Nada que ver[U1]  con ceremonia similares anteriores, esta vez el presidente saliente no tendrá ninguna injerencia en el acto, ni siquiera su guardia del Estado Mayor Presidencial lo acompañara.

Finalmente, lo único que hará Peña Nieto será entrar por la puerta principal del palacio legislativo, sin gusrdia ni protección, lo recibirán y lo introducirán a la máxima tribuna del país, se quitará la banda presidencial, la entregará a Muñoz Ledo y esté a su vez la pondrá en manos del nuevo presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador.

Lo que no sabe bien a bien, es si las afueras del Palacio legislativo serán resguardadas por elementos de seguridad pública, pero Muños Ledo no tiene la menor intención de solicitar ese servicio, o por lo menos no piensa hacerlo, porque su responsabilidad es garantizar la seguridad dentro del recinto.

Lo cierto es que será una ceremonia inédita, pareciera que de lo que se trata es de hacer pasar un mal rato al presidente saliente, apoyándose en una interpretación de la ley al estilo de Porfirio Muños Ledo.

Y la vera es que no es novedad, pues si en 2006 intentaron los izquierdosos que hoy están en Morena, que tomará posesión Felipe Calderón Hinojosa, hoy son capaces de cualquier cosa, con tal de demostrar que ahora el Poder lo tienen ellos.

EL PULSO.- Por cierto, ayer se dio vuelo hablando el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, pues se le ocurrió presidir una conferencia de prensa, y de muy buen humor, por cierto, contestó todas las preguntas que le hicieron y hasta confesó que le habría gustado que siguieran preguntando los reporteros, porque se sentía como pez en el agua** Lo que parece que no tiene vuelta de hoja es que ya no van a contratar los servicios de un secretario general de la Cámara, cargo que nadie ocupa desde el 30 de septiembre, cuando se fue Mauricio Farah Gebara. Se anuncia el próximo jueves la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos, decidirá el destino del máximo cargo de la administración de este órgano legislativo* Por cierto, lo que ya quedó claro es que a partir del lunes la vocera de Muñoz Ledo, Roselli Reyes Cuevas, se hará cargo de la coordinación de Comunicación Social, pero interinamente, porque después del 1 de diciembre pueden cambiar muchas cosas, y  al interior de la Cámara de Diputados también** Finalmente, tal parece que quien ya la libró es el diputado Cipriano Charres, pues no sólo logro que lo perdonarán los padres de su víctima que murió calcinado, sino que ya tiene la protección de los líderes de Morena en el Congreso y se puede pasear tan campante por el Palacio Legislativo.

 

[email protected]