Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
silvano-98
Foto: Archivo

Diálogo/Mateo Calvillo

 
| 23 de septiembre de 2016 | 13:22
 A-
 A+

EL MUNDO PERFECTO DE LOS INFORMES OFICIALES

El informe de gobierno de Silvano contiene afirmaciones generales, buenos deseos, logros pero la realidad se le escapa o es parcial según sus intereses.

Me voy a referir a dos de sus tres temas: la inseguridad y la emergencia educativa. Las finanzas es otro tema muy espinoso.

Tuve un encuentro con los papás de dos jóvenes y suegros del tercero que fueron levantados y encontrados muertos en Boconeo en estos días.

Vivimos un martes negro de Morelia igual que muchos otros días, por el asesinato de una doctora y de otros hermanos y la persecución de los asesinos en las calles de Morelia.

Las noticias de la sangre derramada en todas partes, en todas las regiones, caminos, pueblos y ciudades.

Es  largo calvario de muchos chicos en la escuela:

Incontables días de paro de clases porque los profes de la CNTE andan en paro. El inicio de clases que no se cumplió.

Las clases mediocres, huecas de quienes no tienen la preparación, la dedicación para dar clases. No educan, llenan trámites y papeles para cobrar.

Las semanas a la mitad, sobre todo en comunidades rurales.

Profes que no quieren evaluarse, porque les presentan exámenes con contenido nulo, afirman muchos.

El mensaje de los obispos de Michoacán del 4 de septiembre presenta más fielmente la realidad trágica que está viviendo la gente humilde, los pobres. Nadie tiene por qué sentirse aludido y ofendido, es una presentación objetiva.

El informe de Silvano fue elaborado, sin duda, con mucho cuidado. El estilo pretende ser elegante, profundo, fundamentado. Sin embargo, se siente el vacío de una visión estructurada de la realidad y carece de una visión profunda y articulada del michoacano y su mundo, de un trazo filosófico.

Está muy centrado en una persona, con aires de tlatoani, esa figura ancestral de los mexicanos.

Es una visión demasiado optimista de la gestión del gobierno estatal. Según el informe, la situación que se recibió era desastrosa, todo andaba terriblemente mal. Las realizaciones del actuar mandatario parecen presentarse como algo histórico, incomparable, único. Esta tendencia influye en la percepción de la realidad alineándola en la visión del informante.

Llama la atención que no se informa de aspectos negativos. Michoacán es sólo riqueza, calidad de las personas, abundancia de recursos. El gobernador es el ideal y ha hecho de Michoacán en menos de un año un Estado ideal.

Afirmaciones como ésta: “No permitiremos que la corrupción y la impunidad regresen”producen una sonrisa escéptica o desconcertada. La verdad es que no se han ido.

En el estado de cosas que guarda el Estado, en la gestión del mandatario no aparecen sombras, todo es luz. No aparece ningún error, ni una sombra de mala voluntad, no aparecen los vicios tan humanos, las violaciones de la ley. Todo esto es inherente a la condición humana herida por el pecado, inclinada a él. Cuántos errores cometemos diariamente.La gestión perfecta se cree en un mundo de tlatoanis pero no entre los hombres de carne y hueso.

Se privilegia el diálogo. Suena bien, es bueno en principio, es una palabra de moda, pero que para los michoacanos significa, sacarle a la responsabilidad, temer enfrentar al mal y meterlo a la justicia con la ley, con la fuerza de la ley si es necesario.  No significa actuar al margen de la Ley y del estado de derecho. Hay que entender cuándo el diálogo es imposible porque la otra parte no quiere dialogar en realidad, cuando quiere imponer sus ideas e intereses.

El culto a la personalidad, al ego es una tentación terrible porque hace a los gobernantes perder piso y planear por encima de la realidad, no pisar en la tierra. Los hace ponerse en el centro del mundo y decir “nosotros” o “Michoacán” para decir “yo”. Los hace verse como redentores de la Patria.

¿Está bien que Silvano quiera ser una gran político, presidente? Sí pero necesita convertirse. Este es el secreto: necesita dejar su vanidad y cambiar de ambiciones,  su sueño de grandeza y querer servir como Morelos, Gandhi, el Maestro divino.

Cómo nos hace falta tener presente la enseñanza de Cristo: el que quiera ser el primero que se haga el último y el servidor de todos”. Este es el secreto de la grandeza de los hombres.

 

 

 

 

 

Mateo Calvillo Paz / Quadratín
Mateo Calvillo Paz / Quadratín

Comentarios

Notas relacionadas

Principales