Este día en que se festejan a las madres, para algunas de ellas es una fecha que no significa nada o, de plano, es motivo para enfrentar emociones difíciles por el entorno social en que viven.

Para la señora Virginia, de una comunidad lacustre, este día es como cualquiera. “Nadie me felicita ni mucho menos me regala algo, ya que mis hijos viven en Estados Unidos desde hace varios y no sé de ellos desde hace algún tiempo”

Por su parte, Josefina, una joven madre soltera de una colonia popular de este municipio, dice que el Día de la Madre le trae el recuerdo de cuando tuvo a su primer hijo y su familia la rechazó por tener hijos “sin haberme casado, pues mis padres querían que yo me casara antes de embarazarme” El padre de mi hijos simplemente se fue, “y no le he visto desde hace varios años, por lo que he tenido que trabajar muy duro para mantenerlos”, comenta desconsolada.

En tanto, María, una mujer viuda de la tercera edad, refiere que se siente abandonada por sus treshijos, “quienes al parecer están más interesados en la herencia que le voy a deja una vez que muera; ya se andan peleando la casa en que vivo, cuando casi ni vienen a verme, y en el Día de la Madre solamente me hablan por teléfono”, dijo con lágrimas en los ojos.

“Este día a mí en lugar de alegrarme me entristece, pues tengo un hijo que se encuentra desaparecido desde hace cerca de cuatro años; él siempre me festejaba y era muy amoroso conmigo”, manifestó de su lado una mujer del primer cuadro de la ciudad.

“Hoy el gobierno le da por dizque festejar a las madres, cuando lo que debiera de hacer es apoyarnos para que haya trabajo mejor pagado para nosotras”, indicó otra madre jefa de familia, quien no tiene un empleo formal. Es trabajadora doméstica, empleo “donde me pagan una miseria, además de que no tengo Seguro Social”, lamentó.

De su lado, la señora Julia dice que este día es “casi el único en el año en que mi esposo y mis dos hijos mayores de edad me tratan bien, pues casi todo el tiempo me ven como una sirvienta sin sueldo, y tengo que obedecer si no me maltratan”