CIUDAD DE MÉXICO, 21 de mayo de 2020. — Con una convocatoria de econometristas, matemáticos, economistas, psicólogos, antropólogos, sociólogos, entre otros especialistas para hacer “algo nuevo”, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, busca formalizar una propuesta para la medición del Producto Interno bruto (PIB) en contraste con el bienestar, midiendo incluso la felicidad de los mexicanos.

En la conferencia matutina de este jueves desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo explicó que va a realizar un planteamiento del problema, para contrastar el crecimiento económico en relación a cómo vive la población.

“Lo que importaba era el Producto Interno Bruto, el crecimiento a secas, a rajatabla, aunque se enfermara la gente, aunque se destruyera el territorio, se afectara el medio ambiente, entonces ya no”, señaló.

Más información en Quadratín México