MORELIA, Mich., 14 de enero de 2019.- La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), reforzará las acciones preventivas durante el mes de enero, a efecto de evitar el incremento de casos o defunciones por influenza, señaló el subsecretario de los Servicios de Salud, Carlos Ramos Esquivel.

Señala un comunicado de prensa, el funcionario hizo énfasis en la importancia de vacunarse, ya que en caso de no hacerlo pueden poner en riesgo no sólo su salud, sino hasta su vida. Por ello, la importancia de aplicarse el biológico.

Así, la SSM implementa durante la temporada invernal 2018-2019, acciones preventivas que permitan proteger la salud de las y los michoacanos.

Relacionado al panorama epidemiológico de influenza, Ramos Esquivel dijo que durante la temporada pasada (2017-2018), se presentaron 69 casos de influenza en sus diferentes tipos y cuatro defunciones.

En la segunda semana epidemiológica correspondiente al periodo invernal 2018-2019, se tiene registro de ocho casos y tres defunciones por influenza; Ante ello, SSM no bajará la guardia en la implementación de acciones preventivas para el cuidado de la salud de la población michoacana.

Es así que, en coordinación con IMSS e ISSSTE, se trabajará en el monitoreo de la enfermedad durante esta temporada invernal, donde se les garantizará los tratamientos (Oseltamivir) de manera oportuna a aquellas personas que así lo requieran.

“Se hará hincapié en las medidas preventivas como el lavado de manos, el uso de alcohol gel y la implementación de filtros en escuelas e instancias públicas, entre otras acciones que evitan incremento de casos”.

Asimismo, se continuará con la entrada a las escuelas de media hora más tarde en el nivel de educación básica (preescolar y primaria), con la finalidad de disminuir los riesgos de enfermarse.

Además, se hace un exhorto a las y los michoacanos, a que, si presentan algún síntoma, no se automediquen y acudan a su hospital o centro de salud más cercano para ser atendidos por un especialista.

La invitación a vacunarse contra la influenza, es principalmente a los grupos más vulnerables: niños menores de 5 años, adultos mayores, mujeres embarazadas, personal de salud y pacientes con enfermedades crónico degenerativas (diabetes, hipertensión entre otras).