JIQUILPAN, Mich., 2 de octubre de 2018.- En la región Ciénega, con evidentes contrastes propios de sus particulares desarrollos geográficos e históricos, la fecha del 50 aniversario de la matanza del 2 de octubre en Tlatelolco y sus consecuencias nacionales, apenas fue un acontecimiento rememorado en círculos muy particulares como la UAER-CoHu-UNAM y la Ucemich, instituciones que con video conferencias y participación de actores fundamentales de estos hechos en el caso de la UAER y profesores y actores en el caso de la Ucemich, hicieron su tarea.

Por ser parte de la UNAM y por lo tanto institución protagonista del movimiento, la UAER presentó este martes El 68, con Raúl Trejo Delabre; la videoconferencia contó con un nutrido grupo de interesados en el tema, Delabre reforzó en esta participación y gracias a la tecnología, la importancia de los acontecimientos de ruptura que se produjeron en diversas partes del mundo, protagonizados en su totalidad por jóvenes, donde México no fue la excepción.

Lo que el especialista destaca es la respuesta que en cada caso dieron los diferentes estados y quienes lo conformaban, en el caso de México la respuesta violenta a las movilizaciones, se produjo no solo mediante el uso de la fuerza pública, sino además con el control que el estado ejercía en los medios de comunicación, de tal manera que esta censura produjo un silencio casi total en este sentido, luego de la matanza en la plaza de las tres culturas.

Especialista en medios de comunicación y su papel en la sociedad, Delabre explica muy bien que esta represión y control no hubieran sido posibles sin la relación de subordinación que tenía la prensa al presidente y su gabinete y que era parte de las prácticas cuasi naturales de ese tiempo, a 50 años de estos hechos, la situación en este sentido se ha modificado sustantivamente y si bien la censura y control de los medios continúa, tiene una tendencia a la independencia.

Los profesores José David Calderón, David Flores Magón y Javier Morett de la Filmoteca Michoacana éste último, hicieron lo propio en la Universidad de la Ciénega del Estado de Michoacán (Ucemich) y pudieron informar sobre los acontecimientos del movimiento de 1968 a “jóvenes que no habían nacido en ese tiempo” y que pudieron gracias a la participación de los profesores, hacer una valoración objetiva de lo que significó esta fecha para la vida nacional.

El evento en la Ucemich, sienta un precedente importante para la casa de estudios, pues hasta ahora un tufo conservador impuesto por personajes Sahuayenses había prevalecido en esta escuela y hoy felizmente fue roto gracias a nuevos tiempos de apertura privilegiados por las nuevas autoridades.